Cuentan Franco y Boyle sus “127 horas” de éxito

La maestría del realizador británico, Danny Boyle, se nota en 127 horas, filme encabezado por James Franco como protagonista, logrando un dúo de alta calidad artística, en torno a una historia íntima, personal y compleja, aunque con una dosis de cursilería, que se perdona gracias al nivel de compromiso de esta obra.

La trama es sencilla, redunda en una historia de vida y superación, luego de que el brazo de Aron (Franco) queda atrapado en una grieta, imposibilitándolo a moverse y pedir ayuda, por lo que experimenta en los días posteriores una reflexión en torno a su subsistencia y sobre la existencia en sí.

Desde esta anécdota, Boyle construye su película, que alcanzó la nominación a Mejor Filme para la próxima entrega del Oscar, a realizarse este 27 de febrero, armando las secuencias sesudamente, para no cansar al espectador o llevarlo a un alto nivel de dramatismo, hasta el desenlace, momento en el cual el director de Slumdog Mllonaire libera toda la catarsis a la par de sonidos efusivos, casi celestiales, que conmueven a la audiencia.

Franco dará de que hablar en la entrega del Oscar, ya que es el primer anfitrión de la ceremonia en estar incluido entre los nominados en la categoría de Mejor Actor, aunque difícilmente accederá al galardón, que seguramente irá a las manos de Colin Firth por El discurso del rey.

CHECA EL TRAILER DE LA PELICULA

You may also like...

Deja un comentario