Tener una hermana como Swank

La ganadora del Oscar, Hilary Swank, retorna a la pantalla grande con el dramático filme, Hermanos por siempre, en el que comparte créditos con Sam Rockwell y Minnie Driver, bajo la dirección del también histrión, Tony Goldwyn.

Intensa, como acostumbra, Swank interpreta a
Betty Anne Waters, un ama de casa que, ante el encarcelamiento de su hermano, Kenny Waters, decide estudiar leyes para promover un nuevo juicio.

Así, contra todos los pronósticos, la abnegada madre de familia se convertirá en una tigresa penal, siempre buscando la adecuada impartición de justicia, pese a su problemático consanguíneo.

Goldwyn retrata sin más un sistema de justicia, amañado y corrupto, incluso en los Estados Unidos.

También te podría gustar...

Deja un comentario