La tienen en su “Gloria”

Por Mimí Carrillo

173530_gloriala1 “Gloria” es una excelente muestra de que el cine mexicano ya abarca diversos géneros, construyéndolos sin mezclar sensaciones, como sucedía en décadas pasadas, cuando los filmes combinaban el drama con la comedia o el suspenso con el terror. Así, ejemplos como “Nosotros los nobles” o “Los Visitantes”, se afianzan cada uno dentro de su marco, la comedia en el caso de la primera cinta, y el horror, en el caso de la segunda. De este modo, “Gloria” consigue tornarse en una inmejorable biopic sobre la carrera y caída de la cantautora, Gloria Trevi.

Superando incluso a “Cantinflas”, el filme de Christian Keller, luce por demás organizado y bien estructurado, ofreciendo al público un radiografía detallada de la vida de la controvertida cantante pop, que arrasó con el éxito a finales de la década de los ochenta y principios de los noventa.

El guión de Sabina Berman cuaja a la perfección, sin regodearse en el dramón telenovelero ni caer en excesos de admiración o culto a la personalidad de la Trevi. Berman teje la historia poco a poco, sin dejar cabos sueltos, dando diversos matices a los personajes centrales, los cuales siempre lucen como potenciales víctimas o victimarios.

Las actuaciones de Sofía Espinosa como “Gloria Trevi” y de Marco Pérez como “Sergio Andrade” terminan por convertirse en la cereza de un interesante pastel, con el cual, el cine nacional abre boca para este 2015.

También te podría gustar...