Clown, El Payaso Maldito

Por Alejandro Blé Maldonado

27_Jan_2014_16_12_08_clown-pelicula2_0 El director, actor y productor, Eli Roth, trae un nuevo relato de horror caracterizado de nueva cuenta por el personaje de un payaso, nuevos o viejos traumas y pesadillas serán resurgidas. Lo que empezó como un falso tráiler de unos jóvenes cineastas (Curse of the Were Clown), sirvió de inspiración para esta nueva película, que si bien carece de originalidad en la trama, lo compensa con la caracterización del villano, como una versión alternativa de Pennywise, el payaso asesino del filme Eso (It), por así decirlo, incluso se podría considerar como un tributo a el maestro del terror, Stephen King.

Regresa el subgénero de payasos asesinos, con el multifacético Eli Roth como productor, construyendo una versión más profunda del payaso maldito, en donde lleva a el espectador paso a paso en la transformación de un hombre en un demonio, y con esto aumentando el suspenso y la tensión entre los personajes. En la trama, Kent (Andy Powers), un padre preocupado por no tener un payaso que animara la fiesta de su hijo, encuentra y se pone un antiguo traje de payaso. Al terminar la fiesta el padre decide quitarse el disfraz, pero al darse cuenta que es imposible se empieza a preocupar, pero lo más extraño no es el traje pegado a su piel o la nariz roja unificada a la suya o que su cabello de pronto se vuelve de colores, sino que poco a poco comienza a transformarse en algo siniestro, y con eso crece una sed incontenible por alimentarse de infantes, dándose cuenta que ese antiguo traje de payaso posee una maldición del portador original, un demonio come niños.

El director Jon Watts pinta un cuadro macabro en el que el personaje de la esposa (Laura Allen) es quien lucha con el payaso demonio, su carrera por la salvación produce un terror psicológico que mantiene al filo a los espectadores. La magia en este debut del cine de terror de Watts, radica en la simplicidad de su propuesta, con efectos especiales sólidos sin llegar a ser baratos (como una sangre colorida del payaso demonio), una efectiva apuesta por el horror sobrenatural puro, muy al estilo del cine gore y slasher.

También te podría gustar...