Terminator, un génesis rebuscado

Terminator GenisysTerminator: Génesis (Terminator: Genisys), protagonizada por Arnold Schwarzenegger, Emilia Clarke, Jason Clarke y J.K Simmons, trata sobre los momentos previos donde John Connor, líder de la resistencia humana, envía al sargento Kyle Reese (su padre) al año 1984, para proteger a Sarah Connor y salvar el futuro, pero cuando todo se supone debe pasar de una manera lineal, un inesperado giro de los acontecimientos crea una línea temporal fracturada.

Justo en el momento en el que el personaje de Reese cae a mediados de la década de los ochenta, es recibido por una máquina exterminadora más avanzada que ya sabe sus planes, a partir de ahí, el futuro ya no es el mismo para nadie.

En esta entrega, el director pretende darle un respiro fresco, aunque un tanto rebuscado a esta franquicia, que si bien llenará las expectativas de entretener con las diversas escenas de acción, como la pelea entre los modelos T-800, en su versión recién fabricada y una vieja muy simpática, perderá en cierto momento a los fanáticos de la ciencia ficción por las complicadas paradojas en las que se metió el guión y la no tanta convincente solución que les dan.

Aunque de cierta manera se extraña a la musculosa Linda Hamilton, el papel que realiza Emilia Clarke como Sarah Connor, es un acierto muy atractivo que hace suspirar cuando entra en acción, además con su belleza y porte, salva en muchas ocasiones las complicadas situaciones de argumento que se dan a lo largo de la película.

Terminator: Génesis abre la puerta para esperar, tal vez, que por primera vez veamos lo que sucede justo en el Día del Juicio Final.

También te podría gustar...