Contraataca en el Día de la Independencia

dia-de-la-independencia-contraataque-llega-un-nuevo-adelanto-protagonizado-por-liam-hemsworth-main-1463586435 La esperada secuela de Día de la Independencia llega a las salas de cine mexicanas, ofreciendo una historia menos patriotera, más incrustada en la ciencia ficción, resolviendo ciertos tópicos sensibles, como la ausencia de Will Smith, y encontrando una fórmula para extender la idea primaria, con severas intenciones de tornarse en franquicia.

Así, en Día de la Independencia: Contraataque, retornan diversos personajes esenciales de la primera entrega, como David Levinson (Jeff Goldblum), el Presidente Whitmore (Bill Pullman), Julius Levinson (Judd Hirsch) y el doctor Brakish Okun (Brent Spiner), quienes se unirán a nuevos caracteres, destacando Jake Morrison (Liam Hemsworth), Dylan Hiller -el hijo del personaje de Smith, Steven Hiller– (Jessie T. Usher), Patricia Whitmore (Maika Monroe) y Catherine Marceaux (Charlotte Gainsbourg), ésta última actriz, más abocada a trabajar en cine de arte, por lo que resalta su personaje en esta producción hollywoodense.

La vieja y nueva generación deberá contener el regreso de los alienígenas, en un futuro utópico, en el que el mundo se ha unido, preparándose por 20 años para el retorno de la especie enemiga.

Bajo la dirección de Roland Emmerich, realizador de la primera entrega, esta cinta supera con creces el nivel técnico de su antecesora, tornándose más entretenida, aunque sin una escena tan emblemática como la destrucción de la Casa Blanca en Independence Day de 1996.

Sin embargo, Emmerich toma elementos de la ciencia ficción dura, como los agujeros de gusano, los viajes intergalácticos, las armas de destrucción masiva, los contactos del cuarto tipo, y de paso, se hace un auto-homenaje, presentando escenas similares de filmes como 2012, Stargate, El día después de mañana y hasta su fallida, Godzilla.

Aunque puede resultar óptimo para algunos y frustrante para otros, Día de la Independencia: Contraataque no tiene un solo protagonista ni un héroe de acción tipo Bruce Willis, más bien, reparte este protagonismo en casi todos los personajes centrales, desglosando el peso de la trama, tal y como lo hizo en la primera parte, ya que cabe recordar, Will Smith aún no era la estrella que es hoy en día.

De hecho, ni se le extraña, gracias a la dinámica entre todos los personajes, que en algún momento u otro, tendrán su momento de gloria.

Si eres fan de la original Día de la Independencia, su secuela no te decepcionará, y por el contrario, te dejará con ganas de una tercera parte.

También te podría gustar...