Paseo de lujo con los montables de Prinsel

Push Car Audi BlancoEl bebé llega a casa y son los padres quienes eligen color, dimensiones y presupuesto para la carriola, pero cuando el niño ya camina y está en edad de explorar, dar un paseo demanda nuevas necesidades para las que Prinsel tiene la línea de Push Car.

De bebé a niño, con este vehículo no se arriesga comodidad y mucho menos seguridad. Atrás quedaron los días de dormir sin enterarse de qué trató el paseo, ahora que ya tiene más de dos años se interesa en imitar a los adultos y vivir la experiencia de moverse en su “propio vehículo”, mover el volante y entender los espacios desde otra perspectiva.

Eso sí, no se trata de bajarlos del cómodo asiento y llevarlos por las calles en un brincoteo constante e inseguro, tampoco en darles un auto que no podrán controlar, sino en tener una experiencia agradable de salir mientras mamá o papá guían el vehículo desde un aditamento que hace a los chicos disfrutar del entorno y sentirse libres.

El push car se revoluciona en las mesas de diseño de Prinsel, quienes piensan en todo lo que se necesita para salir, porque si bien el niño merece divertirse, los padres también deben sentirse seguros de que regresarán a salvo.

Push Car Mini Cooper BlancoPara un paseo a todo lujo es momento de llevar un Mini Cooper Push Car a la cochera de casa. El diseño es totalmente realista, por lo que se cuida la comodidad a través del lujo. Las ruedas delanteras son guiadas desde la barra de empuje ajustable que estará a cargo de los padres; mientras que los niños tienen las opciones de llevar los pies sobre un piso que también puede ser retráctil para que ellos sigan su ruta.

Los sonidos al volante son electrónicos y simulan hasta el encendido. A las llantas se les añadieron bandas de hule para evitar que derrape.

Disponible en rosa, blanco y negro llega también el Audi Push Car, otra opción con diseño realista que incluye espejos laterales abatibles, ruedas silenciosas, cinturón de seguridad de tres puntos, parabrisas traslúcido y ruedas con bandas de hule para manejo suave.

El tablero está diseñado para que los niños de 2 a 5 años puedan disfrutar de instrumentos y sonidos reales, como una palanca de velocidades o el claxon. También tiene piso retráctil y un techo con movimiento.

PC_adventureEl modelo Adventure Boy está pensado como un todo terreno para los chiquitos de casa. El espacio está acondicionado para que disfruten de un modulo electrónico en el volante y un compartimento trasero para llevar a bordo sus juguetes.

La barra de empuje que llevan los padres es desmontable, así como la charola descansa pies. Pueden convertir de un momento a otro un Push Car en un coche montable. Incluye techo removible, espejos abatibles, portavasos, llantas de tracción y un respaldo que se adapta en 5 posiciones. Está disponible en rojo.

Para consentir a las niñas está la versión rosa de Adventure Kitty, o también el vehículo negro con amarillo que se enfoca a uno de los más famosos superhéroes de los chicos: Adventure Batman.

La línea de Push Car de Prinsel tiene productos con precios sugeridos desde $1,699 pesos y están a la venta en Liverpool, Bodega Aurrera, Coppel, Juguetron, Famsa, Juguetibici, Soriana, Control y Julio Cepeda.

You may also like...