¡Cerveza! ¿Buena opción para hidratarte?

Ceverza para el calorTomar cerveza después de hacer ejercicio y que esta te ayude a rehidratarte, es el sueño de muchos. Y lo bueno para ellos es que esa posibilidad no estaría alejada de la realidad. Si bien lo usual es tomar agua o bebidas energéticas, la cerveza podría otorgar varios beneficios después de una rutina de ejercicio.

De acuerdo al estudio Idoneidad de la cerveza en la recuperación del metabolismo de los deportistas, llevado a cabo por un grupo de investigadores españoles —y publicado por el Centro de Información Cerveza y Salud—, se recuerda que esta bebida, por su composición, características organolépticas y su bajo contenido alcohólico, en cantidades moderadas, resultaría beneficiosa ya que favorece una rápida y efectiva rehidratación. Además, se caracteriza por tener un efecto refrescante y así mitiga la sensación de sed. Conseguir una adecuada rehidratación que reponga las pérdidas hidro-electrolíticas y restaure los depósitos energéticos desgastados puede mejorar el rendimiento físico-deportivo y optimizar la velocidad de recuperación post-esfuerzo.

Estos especialistas recuerdan que la cerveza aporta substratos metabólicos que reemplazan las pérdidas ocasionadas por el ejercicio, como aminoácidos, minerales, vitaminas del grupo B y antioxidantes. E incluso, en el estudio que llevaron a cabo, las personas participantes declararon que, luego de hacer ejercicio, tanto la cerveza o el agua que tomaron de forma moderada para rehidratarse les calmaron la sed. La recuperación tras el esfuerzo también fue similar con ambos líquidos y bastante rápida.

Durante el VI Simposium Europeo de Cerveza y Salud, el profesor español Manuel Castillo Garzón, de la Universidad de Granada, recordó que una de las conclusiones de este estudio que se llevó a cabo es que la cerveza, de forma moderada (en un consumo de hasta 660 ml) tras hacer ejercicio, es eficaz para revertir los cambios endocrinometabólicos que determina tanto el ejercicio como la sudoración intensa. Recordó que el consumo moderado de cerveza, ya sea la tradicional o sin alcohol, luego del esfuerzo físico en condiciones de elevada temperatura ambiental y abundante transpiración, permitiría recuperar las pérdidas hídricas en medidas similares al agua.

Otro estudio, esta vez publicado en la Revista International de Nutrición Deportiva y Metabolismo del Ejercicio en diciembre de 2013, y citado en el blog The Salt, detalla que el efecto deshidratante de la cerveza puede ser disminuido por el cambio de su contenido de electrolitos, y esto sería un buen primer paso para convertir una ale, por ejemplo, en una bebida deportiva. Al bajar el nivel de alcohol y la adición de sal, se encontró que esta cerveza modificada realmente hidrató a la muestra de atletas que participaron en la investigación, incluso mejor que una ale tradicional.

Gracias a los pocos grados de alcohol que posé la cerveza, frente a otras bebidas, a la cantidad de agua que constituye y diversos minerales, hace perfecta para una bebida hidratante. Estas son buenas razones para poder tener en cuenta a la cerveza como una bebida positiva para nuestro cuerpo. Darle un giro a esta bebida y descubrir que, gracias a sus ingredientes naturales y a un uso correcto, se puede convertir en tu mejor aliado para practicar el deporte que más te guste.

You may also like...