La historia dulce del cupcake

Cupcake copyLas nuevas generaciones están ávidas de tener información de todo lo que les rodea. Los niños son los portadores del eterno ¿por qué? y por lo ello en esta ocasión Chantilly celebra a los pequeños de casa literalmente con una historia, la de los cupcakes.

Aunque el pastel tradicional sigue vigente, cada vez es más común que en las fiestas sean estos pastelitos la manera más práctica y colorida de atraer a los devoradores de postres.

Los primeros cupcakes datan de 1796, en Estados Unidos; de hecho, hay dos versiones de cómo adoptó su nombre el bocadillo, la primera es que en aquella época se cocinaban en tazas de barro y la segunda es que para obtener las medidas exactas de los ingredientes se usaban las tazas.

Anatomía del CupcakeDetrás de la receta del cupcake hay una anatomía de ingredientes básicos, de hecho a su medida se le llama el 1-2-3-4, ya que incluye una taza de mantequilla, dos tazas de azúcar, tres tazas de harina y cuatro huevos; algo traducido como su medida oficial casera. ¿Interesante, no?

Aunque la popularidad de este postre creció al final de la Primera Guerra Mundial, su éxito en la época moderna se le atribuye a la serie Sex and the City, donde lo más cool era asistir a una tienda de cupcakes y elegir el más llamativo, un capricho tan valioso como elegir un par de zapatillas.

Más allá de las amantes de la moda, no hay que perder de vista a los devoradores del toque dulce, quienes este mes celebran su Día del Niño y agradecerán ser consentidos con un postre hecho en casa.

¿Por qué un cupcake? La respuesta es fácil: es un postre rico, puede adoptar diferentes diseños y sabores en su pan o adorno, es práctico de servir y repartir, tiene el tamaño perfecto para quedar satisfecho y sin culpas de calorías, no necesita cubiertos, llevan pocos ingredientes y son fáciles de preparar. ¡No se necesitan más bondades!

Antes de agobiarte por los ingredientes debes saber que los básicos los tienes en casa, como mantequilla, azúcar, agua o huevo; mientras que la Harina Preparada Extrahúmeda la encuentras dentro de la gama de productos Chantilly.

La magia de un cupcake, además del sabor de su masa y el relleno que puedas incluir en ésta, es la parte superior, para la cual puedes usar desde un Top Cream de Chantilly en sus diversos sabores, o bien el Chanty Wip, una novedosa crema batida que se almacena en un envase al que sólo necesitas agitar, destapar y apretar su válvula para recibir el dulce sabor con la forma de una duya profesional.

Los niños son los grandes maestros cuando de imaginación se trata, así que dejar a ellos el terminado de cada cupcake será sin duda un pretexto para celebrar y dejar surgir la diversión a tope.

Las historias se pueden cubrir de chocolate, galletas, golosinas, sprinkles, muchos colores, sabores y… ¡lo mejor! la oportunidad de generar recuerdos en familia y de compartirles la historia de un postre de varios siglos.

You may also like...