Conoce a la “otra” Reese Whiterspoon

mi-nueva-yo-2-669x491 Mi nueva yo marca el retorno de Reese Whiterspoon a las comedias románticas, luego de haber dado un interesante giro a producciones de mayor intensidad, como la serie televisiva, Big Little Lies, a lado de figuras como Nicole Kidman, Shailene Woodley, Alexander Skarsgård, Laura Dern y Adam Scott, que le valió un positivo reconocimiento de la crítica. Sin embargo, en este filme, dirigido por Hallie Meyers-Shyer, recae en un personaje sin fondo, acartonado, casi caricaturesco.

Así, en un mundo idílico, el rol de Whiterspoon, Alice Kinney, una madre soltera, heredera de las hazañas de su padre, un importante director y productor de Hollywood, por cuestiones del destino, aloja a tres emprendedores jóvenes en su casona de la ciudad de Los Angeles. El trío, coincidentemente, pretende hacer una carrera cinematográfica, aparte, claro, son guapos, simpáticos y bonachones, lo que le da “confianza” a Kinney para incluso dejar a sus hijas con este perfecto grupo de desconocidos.

Con este pequeño ejemplo sobre la trama, recae casi toda la historia, la cual, además de cursi y predecible, es soporífera, demasiado dulce para ser lógica. De tal modo, uno de los tres chicos, se enamorará de esta atractiva cuarentona, sin embargo, dicho giro se resuelve de manera simplona, careciendo de cualquier sentido, ya no digamos original, por lo menos apasionante.

Complementan el elenco: Nat Wolff, Lake Bell, Pico Alexander, Michael Sheen y Candice Bergen. Por cierto, la directora y guionista, Hallie Meyers-Shyer, es hija de Nancy Meyers, realizadora de, entre otras exitosas cinntas, The Parent Trap, esa misma que pasan a cada rato en TV con Lindsay Lohan interpretando a unas gemelas.

You may also like...