La actriz Arcelia Ramírez anima al fomento a la lectura en la FILIJ

ALR_7321 En el segundo día de actividades de la 37 Feria Internacional del Libro Infantil y Juvenil (FILIJ), que se desarrolla en el Parque Bicentenario, la actriz de cine, teatro y televisión, Arcelia Ramírez leyó en voz alta seis capítulos de la novela Orgullo y prejuicio, de la autora británica Jane Austen.

El auditorio, integrado por niños y jóvenes acompañados por sus padres, escucharon atentos una de las mejores novelas escritas en inglés que relata la historia protagonizada por la familia Bennet, integrada por una madre y cinco señoritas casaderas.

Desde la primera frase que leyó la actriz: “Es por todos conocido que un hombre soltero, en posesión de una gran fortuna, debe encontrarse en búsqueda de una esposa”, grandes y chicos no perdieron detalle del texto que tuvo diferentes entonaciones por parte de la ganadora del Ariel por su actuación en el filme Perfume de violetas.

El evento se nutrió de la interacción que sostuvo la actriz con la audiencia, en la que intercambiaron opiniones sobre la importancia de realizar en familia actividades de fomento a la lectura.

“Es un placer para mí ver este lugar lleno de gente, que nos reunamos para gozar de los beneficios y maravillas que nos ofrece la literatura. Este libro, Orgullo y prejuicio es fantástico, increíblemente bien escrito y con el que ‘te picas’.

“Generalmente uno recomienda libros cortos para que las personas se inicien en el hábito de la lectura, Orgullo y prejuicio es largo, pero sus capítulos son breves y cada final invita a seguir con la lectura”, aseguró.

En la interacción con el público, Arcelia Ramírez manifestó que el que un lector quiera seguir con una lectura o no pueda dejar de leer es lo que hace que las personas se conecten con la lectura.

“Ahora con herramientas como Twitter se nos condiciona a leer o a escribir poco, si no nos resistimos a eso, el cerebro ya no podrá seguir los discursos largos, complejos y profundos, por eso es importante que, en todos, más en los niños, se siembre la semilla de la lectura”.

A padres de familia confesó que para que la semilla de fomento a la lectura florezca se debe invertir tiempo, hacerlo de manera frecuente y presentarle a los chicos material accesible, apasionante y atractivo.

Puntualizó que a los niños no sólo se les debe leer para que duerman o se calmen. “Que las sesiones de lectura sean una rutina, es fundamental para tener verdaderos frutos en el futuro”.

Finalmente, compartió cómo fue que aprendió a leer. Recordó que le costó entender lo que leía y hacerlo en voz alta. “Creo que soy una sobreviviente de un mal sistema pedagógico de lectura que enseñaba a leer sin comprender. Es importante entender lo que se lee, si no lo entienden regrésense, y relean, hasta que les quede claro”.

La lectura en voz de alta de Orgullo y Prejuicio se enmarcó en el ciclo Leo, luego existo, impulsado por el Instituto Nacional de Bellas Artes, en el que Arcelia Ramírez participa de manera continua en sus sesiones.

La actividad fue una de las más de 2 mil 500 programadas en la FILIJ, en la que participan 145 expositores que llevan 51 mil 381 títulos diseminados en mil 68 sellos.

You may also like...