Willis regresa como héroe de acción

deseodematar_1 Bruce Willis regresa a la pantalla grande con lo que mejor sabe hacer, es decir, ser Bruce Willis, el icónico héroe de acción, reinterpretado una y otra vez por el nativo de Idar-Oberstein, ya sea como el detective John McClane en la saga de Duro de Matar, Korben Dallas en El Quinto Elemento, o, en esta ocasión, Paul Kersey, en Deseo de matar, remake de la versión de 1974, protagonizada por Charles Bronson.

Para esta nueva versión, el reconocido director, Eli Roth, desarrolla un filme menos oscuro con una dosis de humor negro, que Willis aprovecha de manera excelente para volver a tornarse en un paladín de acción, con un intenso ánimo de cobrar venganza tras la muerte de un ser querido. En su rol de Kersey, un médico cirujano, no sólo buscará revancha personal, de paso, se tornará en un justiciero.

Si bien la premisa es simple, Roth y Willis logran un producto entretenido, que intenta convertirse en una leve crítica contra la posesión privada de armas, sin embargo, conforme la trama avanza, se vuelve justo lo opuesto, lo que seguramente provocó su fracaso en la taquilla norteamericana, ante los recientes eventos, en los que civiles han asesinado a inocentes gracias a la exacerbada venta de armas de fuego en los Estados Unidos.

Acompañan en el elenco a Bruce Willis: Vincent D’Onofrio, Elisabeth Shue, Camila Morrone y Dean Norris, en esta historia, basada en la novela de Brian Garfield.

También te podría gustar...