Vuelve al cine “Lara Croft”, la reina de los videojuegos

3uwaWx9LWkYBjSbU95mTEU-480-80 Lara Croft está de regreso en la pantalla grande, en la piel de la actriz sueca, Alicia Vikander, ganadora del Oscar como Mejor Actriz de Reparto por La chica danesa. Protagonista de Tomb Raider, uno de los juegos de video más exitosos de todos los tiempos, Lara se ha convertido en el eje central de una franquicia sumamente rentable, y que espera este fin de semana, escalar a lo máximo de la taquilla como lo hiciera la primera entrega de la arqueóloga hiper-tecnológica en 2001, estelarizada por Angelina Jolie.

En esta ocasión, Vikander da vida a una Lara Croft en busca de su destino. Heredera de un gran imperio, la joven Lara prefiere ganarse la vida en las calles de Londres, donde comenzará a descubrir una intriga que involucra la misteriosa desaparición de su padre, Richard, interpretado por Dominic West.

Así, Croft se arriesgará a seguir los pasos de su progenitor, en busca de un peligroso secreto de tiempos remotos, que podría poner en peligro a la humanidad.

Para esta nueva versión, Vikander se preparó a consciencia en el aspecto físico para lucir lo más cercana posible a la heroína de los últimos juegos de Tomb Raider, en los que sale más “tapadita”, a diferencia de los primeros gráficos en los noventa. Sin embargo, se muestra como un personaje más real, con preocupaciones mundanas, alejadas del cliché de femme fatale impuesto por Jolie.

Si bien Tomb Raider: Las aventuras de Lara Croft es una promesa de una eficaz cinta de acción, de pronto se torna lenta, con lagunas en el guión que no conectan los puntos clave de la trama, además que la interpretación de Vikander no es tan poderosa como se podría esperar de un personaje tan completo, ya que es desde aventurera hasta experta en temas históricos y místicos, sin embargo, se le nota fuera de contexto.

Lo mismo sucede con sus compañeros, Walton Goggins como el villano, Mathias Vogel, el propio West como Richard Croft y Daniel Wu como Lu Ren, quienes no terminan de cuajar, limitando su personaje al lucimiento de la protagonistas.

Después del éxito que significó Wonder Woman para los filmes de acción protagonizados por mujeres, la vara se eleva en materia de calidad para las próximas paladines, y en el caso de Lara Croft se torna más complicado, debido a que se trata de un carácter actual, propenso a establecer un mayor empoderamiento femenino mejor ejecutado en pantalla.

Dirige Roar Uthaug.

También te podría gustar...