Alístate para “Ready Player One: Comienza el juego”

Ready-Player-One-poster El llamado Rey Midas de Hollywood, Steven Spielberg, regresa al ojo público con el filme, Ready Player One: Comienza el juego, basado en el exitoso libro homónimo de Ernest Cline, en torno a un futuro dispótico, pero lúdico, en el que la sociedad en general, despedazada, empobrecida y controlada por grandes corporaciones, dirige sus esfuerzos a una realidad virtual, denominada Oasis, un lugar donde la imaginación es el límite.

La gran aventura del héroe, un adolescente, Wade Watts (Tye Sheridan), comenzará cuando descubra una de las tres pistas ocultas por el difunto creador del juego, James Halliday (Mark Rylance), las cuales darán al poseedor de las claves, el nada despreciable premio de heredar su fortuna y el control total de Oasis. Sin embargo, un poderoso empresario, Sorrento (Ben Mendelsohn), hará lo imposible para conseguir a los mejores ingenieros, gamers y desarrolladores de videojuegos y realidades virtuales, para acceder al poder, tanto económico y social, resguardado en Oasis.

Así, entre la ciencia ficción, la acción y una dosis de hormona adolescente, se desenvuelve la trama de esta cinta, la cual, además de lucir espléndida en IMAX, contiene una enorme cantidad de cameos de personajes provenientes de filmes de culto popular y videojuegos, que causarán, y no es exageración, alaridos de emoción de la audiencia, en especial en torno a famosos autos, robots gigantes y emblemáticos momentos del cine de horror.

Evidentemente, Ready Player One: Comienza el juego es una oda a la cultura pop de los ochenta, que incluye música, cómics, easter eggs y un sin fin de sorpresas, que pueden perderse con un parpadeo o con la imponente cantidad de símbolos emergidos en casi cada escena de esta superproducción.

La película posee el sello de Spielberg, jugando con la inocencia y el niño que todos llevamos dentro, sin importar la edad, como lo hizo en E.T., A.I. Inteligencia Artificial o Encuentros Cercanos del Tercer Tipo, en las que los infantes son más maduros que los adultos.

En esta moda de revivir los ochenta, con series como Stranger Things o cintas como Eso, la nueva entrega de Spielberg consolida semejante estrategia para imbuir la nostalgia de la Generación X en los millennial.

Hacer lucir en 140 minutos tantas licencias, resalta mejor el concepto que todo geek tiene en su imaginación.

Protagonizan también Olivia Cooke, Lena Waithe, Lena Waithe, T.J. Miller, Simon Pegg y una serie de personajes pop que no te querrás perder.

También te podría gustar...