Es Schumer “Sexy por accidente”

sexy-por-accidente-2 La comediante norteamericana, Amy Schumer, regresa con sus hermosos kilos de sobrepeso en la irreverente, Sexy por accidente, bajo la dirección de Abby Kohn y Marc Silverstein, en torno al mensaje políticamente correcto sobre la igualdad de oportunidades para el desarrollo humano, claro, con la gracia de la rubia actriz.

Así, Renee Bennett (Schumer), pasará de ser una total desconocida al alma de la fiesta en una reconocida fábrica de cosméticos, luego de un curioso incidente, que la llevará a tenerse más confianza y afrontar los retos para cumplir su sueño, el de ser una modelo, o por lo menos, la recepcionista de la compañía.

La protagonista en su periplo irá convenciendo a las “bellezas” de la historia, que justo esa cualidad a veces es un problema, o bien, una preocupación constante en el mundo del consumismo. Cual Cenicienta, pero a la inversa, esta mujer se abrirá brecha para demostrar que el camino adecuado es precisamente la confianza, sin importar tanto el atractivo, externo o interno.

El histrionismo de Schumer como comediante destaca al máximo sin necesidad de caer en el humor grotesco o de exagerada acción física, de hecho, pareciera más contenida, como si el rol le viniera perfecto.

Destacan en el elenco las alumnas de Saturday Night Live, Aidy Bryant y Sasheer Zamata, así como la flaquísima modelo, Emily Ratajkowski, Busy Philipps y Lauren Hutton, sin olvidar a Michelle Williams, saliéndose de sus típicos roles en exceso dramáticos, para tornarse en una ejecutiva sin cerebro.

Schumer regresa a las grandes ligas luego del fracaso que representó Snatched, con Goldie Hawn.

También te podría gustar...