Enamórate “Cada día”

cada-dia-critica_1_2600965 Cada día es una intentona de retomar las historias románticas-adolescentes con un tinte sobrenatural, al estilo de Crepúsculo, sólo que en lugar de extraterrestres, vampiros y hombres-lobo, este filme, dirigido por Michael Sucsy, se centra en el enamoramiento de Rhiannon (Angourie Rice) y una misteriosa entidad incorpórea llamada A.

Basada en la novela de David Levithan, la película es por demás empalagosa, a pesar de lo intrigante del tema, ya que A, despierta cada día en un cuerpo distinto, tomándolo prestado hasta la medianoche sin que el huésped necesariamente recuerde haber perdido casi 24 horas de su existencia.

Debido a su desesperación por no lograr conectarse con nadie, A le revelará su secreto a Rhiannon, y con base en insistir, ella terminará creyendo, al punto del romance, eso sí, con ciertas reglas inventadas por los realizadores, para que el asunto no se vuelva creepy, no sea que A despierte en el cuerpo de un gordito romanticón o un viejo rabo verde.

Evidentemente, dichas “reglas” tornan la trama en un ir y venir de chavitos y chavitas de buen ver, para prolongar el amorío, el cual se vuelve tedioso conforme avanza la cinta, que en principio lucía interesante, ante la teoría de varios personajes de haber sido poseídos, subtrama que se descarta ante el juvenil amor.

Complementan el elenco Justice Smith, Jeni Ross y María Bello.

También te podría gustar...