Alonso grandioso en LeMans y cerca de la Triple Corona

Toyota TS050 Hybrid 8Mientras que por un lado la ineficacia del equipo británico McLaren en la Fórmula Uno que no ha podido entregarle un auto competitivo al español Fernando Alonso, por otro lado, el equipo japonés Toyota le devolvió parte de su gloria al entregarle un carro sumamente poderoso que logró conquistar por primera vez en su historia las 24 Horas de LeMans.

La máxima prueba del automovilismo de resistencia a nivel mundial, tuvo una jornada impresionante donde otorgó varias revanchas deportivas a los competidores, por una parte Toyota quien había buscado esta victoria desde la década de los ochenta nunca la había conseguido hasta este fin de semana, solo en 2016, tuvo la oportunidad pero a tan solo unos minutos de terminar la competencia una falla mecánica impidió que se alzara con el triunfo.

En esta ocasión los laureles fueron para el híbrido #8 comandado por Fernando Alonso, el suizo Sebastien Buemi y el japonés Kazuki Nakajima quienes habían logrado la pole pero habían comenzado lento la carrera ocupando la segunda posición en más de media carrera.

Como es costumbre, LeMans nunca entrega la victoria sin cobrar caro la factura, el auto #8 casi vio frustrada su participación justo en la primera vuelta de la competencia, cuando otro auto no pudo controlar una entrada a curva y pasó muy de cerca del híbrido japonés casi sacándolo de carrera, en adelante, sufrieron ponchaduras, un cambio de alerón y sortear un extremado tráfico sobre todo en las etapas nocturnas.

Pero la buena fortuna llegó para la tripleta cuando un error de Kamui Kobayashi, integrante del otro Toyota TS050 Hybrid #7 le abrió la puerta a su gemelo para poder enfilarse al primer sitio. El japonés se equivocó y no entró a los pits para repostar justo en la vuelta que le habían indicado y para no quedarse sin combustible tuvo que quitar el pie del acelerador, situación que aprovechó Alonso para recortar la distancia y finalmente colocarse en la punta.
En adelante el turno fue para Nakajima que cerró con broche de oro la participación del #8, logrando el segundo triunfo para el equipo este año y la primera de Toyota en las épicas 24 Horas de LeMans.

Para el español se abre una oportunidad más de ser el segundo piloto de conseguir la Triple Corona del automovilismo, aunque no existe tal mote oficialmente, esta proeza sólo ha sido conquistada por un piloto, el británico Graham Hill en los años sesenta, cuando logró la victoria en el Gran Premio de Mónaco en F1, las 24 Horas de LeMans en los prototipos de resistencia y en las 500 Millas de Indianápolis.

Alonso lleva con esta victoria dos coronas y cabe recordar que en su primer intento en la carrera de Indianápolis estuvo muy cerca de la victoria, por lo que hace pensar que el próximo año puede ser la consagración del asturiano.
Otro piloto que está en busca de esta hazaña es el colombiano Juan Pablo Montoya que ya tiene su triunfo en Mónaco y en Indianápolis, sólo le falta estar en un buen equipo en el Mundial de Resistencia para tener la posibilidad.

Foto: WEC

También te podría gustar...