Lo que debes considerar si a tu pareja no le gusta el Mundial

Pareja viendo futbolA nadie le enseñan cómo se debe de manejar una relación sentimental con su pareja. Hay una infinidad de cosas que se va aprendiendo conforme uno crece y entabla relaciones (de todo tipo) con diferentes personas, y entre estas se encuentra aprender a compartir los intereses que cada uno pueda tener. Si bien es sano que cada uno tenga su espacio y tiempo, no hay que malinterpretar y olvidar a nuestra pareja, ya que poner más distancia de la saludable muy seguramente traerá peleas y discusiones que pueden contribuir a una separación.

Según la firma de abogados Slater & Gordon, una pareja pasa, en promedio, 24 meses y 12 días pensando en tomar la dura decisión de pedir un divorcio. Esta decisión se debe normalmente a muchos factores, pero lo que esta cifra nos demuestra es que hay bastante tiempo antes de llegar a esa decisión, por lo tanto, suficiente tiempo para tratar de arreglar las cosas.

Con la llegada del mundial en Rusia, llega también el eterno (e incorrecto) estereotipo de que solamente los hombres pueden disfrutar del futbol y sus parejas pueden buscar hacer otra cosa o, en ya en última instancia, esperar a que su pareja se “desocupe”.

Es incorrecto pensar que las mujeres no saben de futbol o no lo pueden disfrutar de igual manera que los hombres. Pero, asumiendo que una pareja no comparta la misma pasión futbolera, existen formas de disfrutar el mundial y no descuidar la relación. De acuerdo con Ariadna Pulido, psicóloga de la plataforma Doctoralia, lo más importante en este caso (y fundamental en cualquier relación) es la comunicación. Si la otra persona no sabe tu sentir, es mucho más difícil poder llegar a una solución.

Hay algunas recomendaciones que Ariadna Pulido sugiere:

● Negociar con la pareja y establecer compromisos para encontrar equilibrio. Es decir, si se acerca un partido que cualquiera de ustedes espera con ansias, éste puede proponer a la pareja que lo vean juntos “a cambio” de participar en cualquier otra actividad que la otra persona quiera realizar.

● Entender que una relación conlleva un compromiso con la otra persona, es decir, comprometerse con diferentes cosas para buscar que la relación sea sana. Esto significa que puede haber situaciones en las que tal vez tengas que sacrificar algo que a ti te guste más que ver ese partido de fútbol para acompañar a tu pareja y mostrar interés por sus gustos y su felicidad.

● Finalmente Pulido hace hincapié en la importancia de saber hasta qué punto es sano ceder ante lo que tu pareja te pida. Es decir, mientras tú te sientas cómodo y veas que el esfuerzo que haces por tu pareja es recíproco, todo está bien.

Lo importante, de acuerdo con la especialista, es que en ningún momento tengas que renunciar a ti mismo/misma o acceder a hacer cosas que no te gustan o con las que no te sientas a gusto. De igual manera, hay que estar atentos para darnos cuenta a tiempo si es que somos nosotros los que estamos haciendo sentir así a la otra persona ya que en algún momento habrá un punto de quiebre y es así como muchas relaciones acaban.

También te podría gustar...