¿Sabes los beneficios de una buena ducha?

Mujer en duchaDe acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), el estilo de vida del mexicano se ha modificado de tal forma que nuestro país desde el año pasado encabeza el ranking de las naciones con mayores niveles de estrés. Lo anterior, se debe a un aumento en la carga de responsabilidades en el trabajo, largos trayectos para trasladarse de un lugar a otro, dificultades en la vida familiar, y la falta de ejercicio o actividades recreativas.

Estos factores pueden provocar falta de concentración, disminución del sueño y alteración en los hábitos alimenticios. Sin darnos cuenta, poco a poco el cuerpo sufre un desgaste físico que puede verse reflejado en cambios de humor, cansancio, dolores musculares e incluso enfermedades crónicas.

“Cuando las personas llegan a su hogar encuentran un refugio a la vida ajetreada que llevan, por lo que buscan tener un momento de relajación, en este punto la ducha es una de las mejores opciones para quitar la pesadez y cansancio del día”, declara May Ann Nadonga, directora de marketing y producto para Moen en Latinoamérica, empresa líder en Estados Unidos en llaves para baños y cocina.

Si bien es identificado como parte de la rutina del cuidado personal y de limpieza, el baño diario beneficia la salud física y mental. Además, no todas las duchas son iguales para todos, ya que para algunos el agua fría puede ser refrescante y revitalizante, pero para otros el chorro de agua caliente es imprescindible.

May Ann afirma que los beneficios de una ducha son muchos sin importar qué tipo de temperatura en el agua se use y nos comparte algunos de estos:

  • Caliente: Usar agua caliente abre los poros de nuestro cuerpo y hace que este tipo de baño tenga un efecto de limpieza profunda. Las altas temperaturas desprenden vapor que es considerado como un descongestionante natural y ayudan al alivio de resfriados. A pesar de que este tipo de ducha acelera el sistema nervioso, en caso de que se padezca de algún dolor en la espalda baja o alguna lesión muscular, puede ser benéfico ya que ayuda a calmar el malestar.
  • Fría: El cuerpo reacciona de manera favorable al contacto con el agua fría ya que mejora la circulación y reduce el estrés aumentando el ritmo cardiaco y liberando adrenalina. También se recomienda después del ejercicio porque disminuye el dolor y acelera la recuperación de las fisuras que pueden surgir después de las actividades físicas. Además, puede mejorar la calidad del sueño, algunas funciones renales y ayuda a mantener un aspecto agradable de la piel.
  • Templada: El equilibrio en la temperatura del agua ayuda a que la piel no sufra daños. Se recomienda iniciar la ducha con agua caliente e ir bajando la temperatura paulatinamente hasta cerrar con un buen chorro de agua fría.

Los expertos de Moen que se dedican al desarrollo de innovaciones tecnológicas en llaves para baño, comentan que uno de los facilitadores para lograr una mejor experiencia en esta actividad es contar con regaderas y accesorios que vayan de acuerdo a los espacios con los que se cuente y a las necesidades de cada persona. Algunas opciones a considerar son: tipos de cebolletas, desde las que ofrecen una caída de rocío hasta las que tienen caída tipo lluvia; llaves monomando para un mejor control de la temperatura; regaderas de mano que controlen el tipo de presión del agua e inclusive existen algunas que cuentan con un sistema con hidromasaje, como estar en un spa.

También te podría gustar...