Vibra el Auditorio con danza cubana

Por Anaís Santiago

cuba-vibra-lizt-alfonso-Andrea-Mohin-The-New-York-Times El espectáculo dancístico, Lizt Alfonso Dance Cuba, ofreció la noche del jueves una intensa velada con Cuba Vibra, que hizo bailar a los cerca de siete mil asistentes al Auditorio Nacional, mediante sonidos y música antillana, mezclados con batucada, son cubano y un toquecito de pop.

El show inició a las 20:40 horas, comenzando con un recorrido histórico-musical-dancístico, representando la colonización con pasos de flamenco, para dar paso a sonidos representativos del vudú y la santería, conformando un ritual místico que hacía sentir a los espectadores como si viajaran al pasado caribeño.

La música en vivo reverberó en todo momento, ocasionando una sensación de euforia en el público, que se desbordó al llegar a la década de los cincuenta, en la que una intérprete con estilo similar al de la inmortal, Celia Cruz, puso el toque de sabor a la danza de este pueblo festivo.

Pero la gran nota de la noche sobrevivo con el homenaje de Cuba Vibra a México, en el que los 26 bailarines en escena interpretaron temas como Bésame mucho y Quizás, quizás, lo que redituó en una tremenda ovación a los dirigidos por Lizt Alfonso.

En suma, la compañía de danza estremeció los corazones del respetable con movimientos característicos de ritmos como chachachá, mambo, rumba, conga, bolero, jazz y rock’n roll, mostrando una técnica suprema, de las mejores del mundo.

También te podría gustar...