Adiós Superman, adiós Batman

henry-cavill-superman-hair ¿Y si Henry Cavill deja el papel de Superman, qué? No es que haya sido el mejor Hombre de Acero en el cine, es más, ni siquiera es un actor sólido (ya lo vimos sufrir como villano en la última entrega de Misión Imposible). Claro que tiene todo el derecho de irse de los filmes de DC Comics-Warner y si el contrato ha expirado no hay nada que lo detenga. El inglés no puede esperar eternamente a que el kriptoniano sea involucrado en otra cinta, incluso, rechazó hacer un cameo en Shazam a estrenarse en abril de 2019, sólo por la necesidad de ponerlo a chambear como Superman.

Es verdad que los roles de súper-héroes tampoco son muy profundos o interesantes, básicamente ayudan a un histrión a darse a conocer ante el público y la industria, ganándose varios millones de dólares y llevando a la pantalla las fantasías de los fans. Así, Cavill parece haber cumplido su misión, haciendo olvidar a Brandon Routh, el Superman de Superman regresa (2006), lo que le abre la puerta para competir por el papel de James Bond, que tanto ansía y para el cual hizo el casting en 2005, previo a la elección de Daniel Craig. De hecho, gustó de gran manera a Bárbara Broccoli, la mandamás de EON, casa productora de los filmes de 007, pero debido a su juventud no obtuvo el rol. Ahora todo apunta a que será el siguiente Bond, más si se confirma la pausa hasta 2020, tras la renuncia del director, Danny Boyle, para iniciar la grabación de la película número 25 del espía británico.

Regresando al tema de Superman, tanto este paladín como el mismo Hombre Murciélago ya han cansado a la audiencia, máxime que en cada retorno al Séptimo Arte se vuelven a contar los trágicos orígenes de cada uno, mismos que ya conocemos hasta en la sopa. De ahí el éxito de Wonder Woman y de Escuadrón Suicida, y como se prevé, de Aquaman y Shazam, lo que demuestra el interés de las masas por conocer otras historias en torno a estos legendarios héroes.

DC-Warner espera impaciente para comenzar los rodajes de los filmes ya anunciados, Birds of Prey, Batgirl y Supergirl, además del estreno de The Joker, sobre el malévolo Guasón, en una línea de continuidad diferente al Universo DC, aunque, si todo sale a pedir de boca, ¿porqué no podría el Joker de Joaquin Phoenix dar paso al nuevo Batman (o sea, un nuevo histrión) y proseguir la trama en una estética parecida a la que logró Christopher Nolan con su trilogía de The Dark Knight?

¿Es qué acaso el público no vería con buenos ojos una Justice League liderada por Wonder Woman, con Aquaman, Flash, Shazam, Supergirl, Green Lantern y las heroínas de Ciudad Gótica? Irónicamente, la competencia, Marvel-Disney es la que daría la respuesta, sobre todo si su Capitana Marvel, a debutar el próximo marzo, logra una jugosa taquilla. Sería un anuncio positivo para que más personajes femeninos tomen el poder, lo que seguramente, haría plantear a DC el aventurarse a un camino sin Superman y sin Batman.

Probablemente, Jon Peters, dueño de los derechos fílmicos de Superman, pondrá el grito en el cielo y le exigirá a Warner mantenga en la alineación al veterano de mil batallas. Le corresponderá a esta empresa decidir entre lo antiguo y lo nuevo, ya que en juego estarán no sólo millones, también, su reputación en la industria hollywoodense.

Otro ejemplo a destacar para denotar el temor de los productores ante un posible distanciamiento de los encapotados, es que mientras Los Vengadores fílmicos no son el equipo original del cómic (que incluía a Iron Man, Thor, Hulk, Giant Man y Wasp), y aún así se atrevieron a ir en contra de los cánones establecidos por el Noveno Arte, a las películas de DC les cuesta trabajo desapegarse de la historia primaria, a pesar de que el público clama por refrescar las ideas.

Bajo la manga hay un as para DC-Warner: el súper-héroe más rápido delo mundo, Flash, acostumbrado a viajar en el tiempo con el poder de la Fuerza de la Velocidad, trayendo cambios en la línea temporal original. Así, el rayo escarlata podría alterar la continuidad y con ese pretexto, traer al barco a dos nuevos rostros para Superman y Batman, sin embargo, sí es necesario mandarlos a la banca para que otros se luzcan de cara a la gestación de mejores productos.

También te podría gustar...