Un mundo sin “Supergirl”

tumblr_nlia7pcOHk1sbdxdbo1_1280 Antes de la exitosa serie de CW-DC Comics sobre “Supergirl” (2015-2018), los productores, Alexander Salkind e Ilya Salkind, hijo del primero, crearon un filme sobre la prima de “Superman”, “Kara Zor-El”, una adolescente “kriptoniana” que acunó al bebé “Kal-El”. Sin embargo, ante el inminente apocalipsis del planeta “Kriptón”, su científico padre, “Zor-El”, hermano de “Jor-El”, progenitor de “Kal”, logró salvarla, enviándola en una cápsula espacial a la Tierra. Según los “Hermanos-El”, “Kara” debía llegar antes que “Kal” a la tercera roca del Sol, pero un desperfecto en la nave hace que se desvíe, condenando a la joven rubia a vagar por el Universo en estado criogénico. Milagrosamente, el artefacto rectifica su ruta, trayéndole al que será su nuevo hogar, pero, para su sorpresa, ha llegado varios años después que su primo, ahora conocido en el mundo como “Superman”.

A partir de esa historia, y luego de los blockbusters sobre el “Hombre de Acero” (1978 y 1980), ambos producidos por los Salkind, se planeó expandir el “Universo de Superman”, mucho antes que al mandamás de Marvel Studios, Kevin Feige, se le ocurriera una idea similar para sus paladines. Así, se pretendía que “Superman III” enfrentara al “kriptoniano” con villanos clásicos como “Brainiac” y “Bizarro”, además existía la intención de filmar el debut en la pantalla grande de “Supergirl”.

Lamentablemente, y como sucede con regularidad en Warner, productora y distribuidora de las películas de los personajes de DC, los ejecutivos metieron la mano para recortar gastos, de tal modo, que a “Superman III” le bajaron el presupuesto, y en lugar de tener a los némesis prometidos, el público recibió al comediante, Richard Pryor, haciendo gracejadas en este filme de 1983, dirigido por Richard Lester, en que el “Último Hijo de Kriptón” combatía a su otro yo oscuro, interpretado nada mal por el mismo Christopher Reeve (sustituyendo a “Bizarro”) y a una inteligencia artificial que convertía a la gente en androides (para sustituir a “Brainiac”).

MV5BOGJiODhkNjEtZWIyYy00NWQxLWEwNWMtZGMyYmNjZTBkZmQxL2ltYWdlXkEyXkFqcGdeQXVyODQxNTk4OQ@@._V1_ Aunque logró una buena taquilla, expertos y comunicadores la despedazaron, y ya con esa ira a cuestas, “Supergirl” se alistaba para saltar al ruedo. Así como se eligió un rostro desconocido como fue Reeve para dar vida a “Súper”, los Salkind recorrieron similar camino para hallar a la “Chica de Acero”: La preferida fue Helen Slater, dejando en la banca a Brooke Shields. Nativa de Nueva York, Slater irradiaba belleza, personalidad, inocencia y cuando se requería en la historia, era firme, una digna heredera de la “Casa de El”. Lucía el característico atuendo de esta heroína, similar al de “Superman”, pero en lugar de pantalones recurría a una minifalda, con la que la ya de por sí atractiva histrión, levantaba pasiones y envidias en el público.

Además de Helen, quien sería también “Linda Lee”, el alter-ego de la “kriptoniana”, una supuesta huérfana, prima del reportero, “Clark Kent”, se contrató a las experimentadas actrices, Faye Dunaway y Brenda Vaccaro, para interpretar a las villanas en turno, un par de malévolas magas, en busca de un amuleto que les diera gran poder. Como sucedió con Reeve, quien fue arropado con histriones del calibre de Gene Hackman (“Lex Luthor”) o Terence Stamp (“General Zod”), Slater recibió similar trato, ya que además, su mentor, “Zaltar”, fue encarnado por el legendario, Peter O’Toole; Mia Farrow y Simon Ward dieron vida a los padres de “Kara”, mientras que Marc McClure repetía su papel de “Jimmy Olsen” con el que saltó brevemente a la fama tras las dos primeras entregas de “Superman”.

Bajo la dirección del francés, Jeannot Szwarc, la trama cambiaba un poco conforme a la historia del cómic sobre “Supergirl”. En la película, era una joven residente de “Ciudad Argo” (satélite artificial donde moraban los “kriptonianos” que lograron salvarse del fin de su planeta natal). “Kara” extravía en un puente dimensional un poderoso amuleto llamado el “orbe”, capaz de traer bienestar o destrucción. Rápidamente aconsejada por “Zaltar”, viaja a la Tierra para recuperarlo, sin saber que su travesía será obstaculizada por “Selena” (Dunaway), la ambiciosa hechicera que encuentra el místico objeto. Igualmente, la bella rubia hallará el amor en “Ethan” (Hart Bochner, ese actor mejor recordado como “Ellis”, el godínez que le quiere bajar a la esposa a “John McClane”, Bruce Willis, en “Die Hard”)… Pero, ¿y su súper primo? Pues sólo aparece en un póster de tamaño natural.

8645209579_c59c9dd01b_b Evidentemente, “Supergirl” apelaba al público femenino para asegurar un éxito, en gran medida por la historia romántica (según dictaban los cánones de esa época), y a la presencia de talentosas actrices en roles típicamente masculinos (igual, según los convencionalismos). Pero luego del resquebrajamiento de la franquicia con “Superman III”, la audiencia le dio la espalda a “Kara”, ingresando sólo 15 millones de dólares de los 35 millones que costó. Fue un rotundo fracaso. Los planes de los Salkind para hacer un crossover entre los “Últimos Hijos de Kriptón” y otras potenciales películas sobre “Superboy”, la diminuta ciudad de “Kandor” o un spin-off en torno a “Luisa Lane”, la intrépida reportera y esposa de “Superman”, quedaron en la basura.

Para ser sinceros la cinta no es tan mala. La escena en la que “Kara”, ataviada con un largo hábito atraviesa un “aguajero de gusano” para llegar a la Tierra, saliendo de un lago convertida ya en “Supergirl”, resalta por su maravillosa fotografía y la espectacular presencia de Helen Slater, que sin decir “agua va”, aparece por vez primera como la heroína en cuestión, dejando atónitos a los espectadores. Destaca también la secuencia en que la rubia de acero deambula por las calles citadinas y se topa con dos potenciales violadores, a los cuales tunde sin mayor problema. Igualmente, sobresale el conflicto entre la magia y un ente con súper-poderes, que hasta ese momento no se había presentado en Hollywood (aunque los fans del “Dr. Strange” se quiebren).

Si bien, Dunaway y Vaccaro se esforzaron poco para retratar a sus villanas, muy al estilo jocoso de Hackman y Ned Beatty (“Otis”, el achichincle de “Luthor”), por lo menos agregan el toque de humor negro para dar balance a la cinta, contraponiéndose a la seriedad de “Kara”, la alienígena en un planeta que la sorprende a cada paso que da.

Tristemente, el filme se pierde en andanzas sin ton ni son, en pésimos efectos especiales, en soluciones absurdas y en dejar el éxito de la producción sobre los hombros de una novata como Slater.

Valiosas lecciones vinieron para DC-Warner (aunque luego vendrían yerros semejantes), impulsando a las dos cintas de Tim Burton sobre “Batman” al triunfo, y principalmente, a encontrar un mercado de nicho para películas como “Supergirl”, a tal grado que hoy en día existen tres versiones distintas en DVD o Blu-Ray, incluida, la versión del director, de 130 minutos de duración, en las que Slater luce más ruda e intrépida.

Igualmente, apelando a la nostalgia, series como “Smallville”, en la primera década del 2000, vio desfilar a la propia Helen, además de Christopher Reeve, McClure o Margot Kidder (“Luisa Lane”) en interesantes. Slater ha hecho cameos en la actual serie de “Supergirl” como la madre terrícola de “Kara” (Melissa Benoist).

supergirl-16-cover Por ende, “Supergirl” sigue en este mundo. En el show televisivo, que se apega bastante a los cómics, incluyen a la “otra” mujer de acero, “Alex Danvers” (Chyler Leigh), que en la pantalla chica es la hermana de “Kara” y agente especial del gobierno de USA. En la historieta, bajo el nombre de “Linda Danvers”, también portó el mítico traje azul y rojo. ¿Veremos a Leigh en algún momento de la cuarta temporada ataviada con el sexy outfit?

A la par, DC-Warner estudia seriamente filmar una nueva versión de la prima de “Kal”, en lugar de una secuela de “Man of Steel” (2013), precisamente porque aquellas viejas patrañas sobre que una mujer no podía llevar al éxito un filme de acción como una súper-heroína, fueron tumbadas con “Wonder Woman” (2017), y de cara a la secuela, titulada, “Wonder Woman 1984”, cuya historia se desarrollará en ese año, ¿podríamos ver algún homenaje a la pasada “Supergirl”?

También te podría gustar...