“Arma Mortal”: un icono del CINE de acción (no de la tv)

Lethal-Weapon-Cast-Reunion-Video-Mel-Gibson-Danny Con la canción “Why can’t we be friends?” del grupo, War, la tetralogía de “Arma Mortal” (1987-1998), cerraba los créditos de su éxito en la pantalla grande, en buena medida, porque sus protagonistas, Mel Gibson y Danny Glover, “Martin Riggs” y “Roger Murtaugh”, respectivamente, habían envejecido, a grado tal, que lo que inició como un filme policial con altas dosis de humor negro, sobre todo, las dos primeras entregas, 87 y 89, ambas dirigidas por Richard Donner, derivó en un par de comedias grotescas, 92 y 98, que derrumbaron los cimientos de la franquicia para nunca más volver… claro, hasta que Fox obtuvo los derechos de “Lethal Weapon” en 2016 para desarrollar una serie de televisión, la cual, ha generado grandes dolores de cabeza.

En fechas recientes, la producción de “Arma mortal” anunció el despido del protagonista, Clayne Crawford, quien daba vida a “Riggs”, a causa de un mal comportamiento durante el rodaje de la segunda temporada, la cual concluye con “Martin” recibiendo varios disparos al cuerpo, que, en ese momento, hizo pensar a la audiencia que se trataba de un mero gancho para la tercera campaña.

Pero, luego de emitir la información de la partida de Crawford, quedó claro que el personaje icono del cine de acción de finales de los ochenta, realmente iba a morir en pantalla. ¿A quién se le ocurrió que esa idea lograría progresar? ¿Cómo existiría “Lethal Weapon” sin el componente de locura suicida de “Riggs”?

lethal_weapon_still_and_seann_william_scott_-_split_-_getty_-_h_2018 Sin importar las críticas, los productores de la serie resolvieron incluir a un nuevo protagonista, “Wesley Cole”, encarnado por Seann William Scott, ese mismo que interpretaba al sexoso, “Stifler”, en la saga de “American pie”, como el compañero de aventuras de “Roger Murtaugh”, personaje realizado por Danny Glover en las películas y por Damon Wayans en el show de TV.

Pero, ¡oh, sorpresa!, hace unos días, Wayans renunció, argumentando, como decía “Murtaugh”, “estoy muy viejo para esta mierda”, por lo que el capítulo 13 de la actual temporada será el último en el que intervenga. Si bien Damon no ha hecho más que bromear al respecto, posiblemente, no haya estado de acuerdo con la partida de su compañero de armas, Clayne Crawford, y porque justamente se habrá preguntado lo mismo: ¿qué es “Arma Mortal” sin el personaje por el cual la franquicia se titula, “ARMA MORTAL”?

Será todo un reto para la producción sustituir a la otra mitad de la pareja explosiva. Sin “Riggs” y sin “Murtaugh” la emisión pierde sentido, ¿o es qué pondrán a la esposa de “Roger” como la acompañante de “Cole”? Yo no me opongo, amén de ser un fan de las mujeres de acción, pero para ser sincero, esta serie ha muerto al igual que “Riggs” en el primer episodio de esta temporada (luego de los balzos al estómago no había forma de revivirlo).

Si bien Crawford no había hecho olvidar a Mel Gibson ni Wayans a Glover, por lo menos tenían química en la pantalla chica. Lucían violentos y graciosos, con un “Murtaugh” siempre preocupado por su familia de clase media alta, lo cual suscitaba una dinámica precisa para el lucimiento de “Trish” (Keesha Sharp), la buenona media naranja de “Roger”, que había logrado encantar al público, convirtiendo a ese gris personaje en una exitosa abogada.

lethal-weapon-tv-show-cast-700x300 Igualmente, “Martin Riggs” daba juego al resto del elenco, como Jordana Brewster, la sexy psicóloga, “Maureen Cahill” y a Thomas Lennon, dando vida al “abogadillo”, “Leo Getz”, originalmente interpretado por Joe Pesci. En este sentido, la emisión obtuvo cierto reconocimiento por traer a las nuevas generaciones a los caracteres de los filmes, en secuencias de acción urbana, bastante elaboradas, homenajeando a las cintas de Donner.

¿Y a todo esto porqué es importante el tema y de qué trataba la original, “Arma Mortal”? Pues básicamente era el típico “cine de compañeros”, en que los dos son totalmente opuestos y de algún modo logran resolver sus diferencias en pos de un bien mayor. Así, “Riggs” era una especie de policía psicópata, deprimido por la muerte de su esposa, cuyo único objetivo en la vida es cumplir con su trabajo, con la salvedad de que en todo momento busca una excusa para suicidarse. “Murtaugh”, era el padre de familia ejemplar, buen esposo, oficial condecorado a punto del retiro. Sin embargo, por cuestiones del destino, ambos conformarán este letal dúo para investigar el suicidio de la hija de un poderoso político, amigo de “Roger”.

Si bien el primer “Lethal Weapon” era algo moralista en el asunto de evitar el consumo de drogas, ubicando al filme en la batalla del ex Presidente de los Estados Unidos, Ronald Reagan, contra el narcotráfico, el resultado es una dosis de adrenalina total, con impresionantes escenas de acción y actuaciones convincentes, tanto para la locura suicida de “Riggs”, aderezada con una mirada frenética de Gibson, como para la autoridad de “Murtaugh”, a quien Glover dotó de una comedia física y de un elegante estilo al momento de la aventura.

“Arma Mortal” es un icono hollywoodense. Condensó personalidades atípicas con una trama atrevida que dejaba a un lado las etiquetas de “cine underground” o de “serie B”, para convertirse en un éxito comercial, incluso, un año antes de la llegada de “Duro de matar” con Bruce Willis, considerada por muchos expertos como la mejor película de acción de la historia.

Todavía recuerdo cuando el canal 5 de Televisa estrenó en horario nocturno “Arma Mortal”. Eran principios de los noventa. Emitida con cualquier cantidad de cortes, censurando los desnudos y las tomas explícitas del consumo de cocaína, la cinta lograba estremecer, demostrando sus cualidades como producto de entretenimiento de gran calidad, al que se le sumaba su gran música de fondo, compuesta por Eric Clapton y Michael Kamen.

En el recuerdo de la historia cinematográfica quedaran secuencias como las de la chica en paños menores lanzándose de la ventana de su apartamento para caer sobre el toldo de un auto; la pelea final entre “Riggs” y “Joshua” (Gary Busey) en el jardín de “Murtaugh” (una pincelada de genialidad al trasladar la acción a tan pequeño escenario) o la de la bomba colocada en la taza del baño de la casa de “Roger”, en que el veterano policía no tiene más remedio que dejar de cagar y, con la ayuda de “Martin” y un escuadrón antibombas, saltar a un costado en espera de no morir en el retrete.

Así que, si sólo viste las dos temporada de la serie, mejor olvídalas, porque la auténtica “Arma Mortal” es brutal, nada optimista y producto de la alocada imaginación de Shane Black.

También te podría gustar...