Analiza este “Cadáver” cinematográfico

cadaver-3 En el intento de crear nuevas franquicias del sub-género de horror, que igualen el éxito del Universo del Conjuro, Saw o Insidious, llegan a la cartelera de cine un sin fin de producciones abocadas a asustar al público con todos y cada uno de los clichés existentes en la industria. Éste es el caso de Cadáver, filme dirigido por Diederik Van Rooijen y estelarizado por Shay Mitchell y Kirby Johnson.

Bajo la premisa de una ex policía caída en desgracia que encuentra empleo en una morgue, donde arribará el cuerpo de una misteriosa joven, se suscitarán misteriosos fenómenos que pondrán a prueba a Megan Reed (Mitchell) y la obligarán a realizar una investigación con sorprendentes resultados.

Así, a lo largo de la trama, la chica cadáver (Johnson) aterrorizará la morgue, bastante moderna a lo que estamos acostumbrados a ver en pantalla, pero sin demasiados giros de tuerca, ocasionando una trama previsible, repleta de estruendos sonoros, que más que asustar, provocan la risa de la audiencia.

Este filme lleva a cuestas el éxito de crítica de El cuerpo, película de 2016, realizada por André Øvredal, la cual narra la historia de dos forenses, padre e hijo, encerrados en una antigua morgue, con el cuerpo de una bella mujer, cuya revisión revelará impactantes teorías sobre cómo murió.

Tantas semejanzas hacen de Cadáver un recorrido poco original, con soluciones demasiado simples para tanta parafernalia inicial, dejando en claro que el cine de horror no necesita de más producciones de este tipo, hechas con receta para al menos recuperar un poquito de lo invertido.

También te podría gustar...