México Sonríe busca recaudar fondos para sala de quimioterapia

La Fundación México Sonríe es una asociación civil cuyo principal objetivo es crear un mundo más feliz “Con el Corazón en la Nariz”, ayudando a niños y jóvenes con cáncer a través de diferentes programas que mejoran su calidad de vida; cada año más de 43 mil pacientes son beneficiados.

La idea de crear México Sonríe nació hace 8 años cuando su directora, Gabriela de la Torre, se dio cuenta que los niños enfermos experimentan estrés, e incluso depresión, generado por el mal que padecen, por lo que decidió capacitarse en risoterapia y desarrollo humano, para posteriormente crear un curso para los voluntarios que quisieran compartir tiempo y cariño con los pequeños hospitalizados. Actualmente cuentan con más de 600 voluntarios capacitados en la CDMX y Estado de México, alrededor de 200 en Querétaro y cerca de 50 en Puebla.  

Su labor de crear un mundo más feliz no sólo abarca el apoyo a niños con cáncer,  sino a la gente en general, pues imparten cursos para promover la felicidad en el trabajo, así como el trato amable de servidores públicos hacia la ciudadanía; en empresas del sector privado han formado áreas de voluntariado.

En las visitas a hospitales, México Sonríe detectó diferentes necesidades, como  las carencias de recursos tanto de las familias como de los hospitales, la baja autoestima y depresión de las niñas al perder el cabello como consecuencia de las quimioterapias, el miedo a la muerte y el abandono a los tratamientos médicos.

Fue así como poco a poco comenzaron  a crear programas que beneficiaran a los niños hospitalizados, en su mayoría con cáncer. Hoy en día los principales apoyos son:

 

  • PASAPORTE A LA AVENTURA: apoyan conductualmente a los niños para que no abandonen su tratamiento médico. Es un programa multidisciplinario en el que participan los oncólogos, trabajo social, enfermeras y autoridades de cada hospital junto con México Sonríe y la familia de cada paciente para otorgar puntos que se contabilizan en el pasaporte de cada beneficiario. Cuando juntan todos los puntos se ganan un viaje a Cancún todo pagado. Este programa ha tenido beneficios médicos y psicológicos porque los niños luchan positivamente para concluir su tratamiento satisfactoriamente. Los puntos se ganan por cada quimioterapia, internamiento, amputación y otros factores a nivel médico.
  • DIAGNÓSTICOS MOLECULARES: Muchos hospitales públicos no cuentan con la infraestructura para hacer diagnósticos moleculares. Por ello, a través de donativos, México Sonríe busca apoyar a niños, de manera mensual, para hacerles estos estudios y con ello apoyar a los oncólogos a brindar un tratamiento más preciso. Estos estudios pueden predecir qué tan probable es que un cáncer en particular responda a un medicamento de quimioterapia, o la posibilidad de que el cáncer regrese después de ser removido. Sabiendo lo anterior, las probabilidades de cura son mayores.
  • TRENZATÓN: Gracias al DIFEM apoyan a niñas y mujeres con cáncer que han perdido el cabello por sus tratamientos y les obsequian una peluca oncológica. Gracias al apoyo del Gobierno del Estado de México ahora revolucionaron el programa para que las mujeres y familiares de los niños puedan tener un oficio tejiendo el cabello de las pelucas, trabajo por el que reciben un pago por cada metro bien tejido.

 

También realizan visitas semanalmente a los hospitales: Psiquiátrico Infantil Hospital Juárez de México, Hospital Pediátrico Moctezuma, Hospital del niño y la mujer en Querétaro y el Hospital del Niño Poblano.

Además de lo anterior, ofrecen mensualmente cursos de capacitación para voluntarios y para empresas u organismos del sector público.

Busca más información en http://www.mexicosonrie.org.mx/

También te podría gustar...