Intrépidas y sin soltar el acelerador

Grillos Racing No 23 E4 CIOEste año la Endurance 24 estableció varios récords y acciones que quedarán como precedentes en el deporte motor mexicano. También en esta edición, la prueba reina del automovilismo de resistencia tuvo a un equipo conformado por verdaderas princesas del volante que entregaron toda su energía con el objetivo de no sólo participar, sino de ir por la bandera a cuadros en la E4.

Armadas con sus uniformes y la bravura necesaria para enfrentar las 24 horas, las pilotos Stephie Schinkel, Gabriela Acosta y Evelyn Gamboa comandadas por Martha Tapia, hicieron vibrar el asfalto del Autódromo Hermanos Rodríguez a bordo de su Chevy #23 del equipo Grillos Racing, by Adiel Gamboa.

El cuarteto tuvo una calificación decorosa situándose en la posición 51 de una parrilla de 72 autos, un punto favorable si se toma en cuenta que son pilotos novatas con excepción de Tapia que es campeona de los Súper Turismos Light.

En adelante el equipo se mantuvo constante y alejadas de los problemas, parte importante en esta prueba de resistencia donde no solo vale la velocidad, sino la paciencia tras el volante.

“Estas 24 horas fueron una muy buena experiencia, el conformar un equipo con puras mujeres fue increíble y aunque eran novatas lo hicieron excelente, cuidaron el coche siempre y en cada vuelta mejoraban sus tiempos, me dejaron impactada, en verdad aprendí mucho de ellas”, dijo Martha Tapia.

Chevy 23Esta competencia también marcó el esperado regreso a las pistas de Tapia, quien luego de conseguir el campeonato en 2017 en la STL2, se había alejado de las competencias. Sin embargo, su habilidad no sufrió deterioro alguno y su experiencia fue pieza fundamental para que el Chevy #23 lograra remontar varias posiciones.

“El coche también estuvo excelente, no tuvo fallo alguno durante toda la carrera, el único paro que hicimos para reparaciones y sólo por 10 minutos, fue para cambiar las balatas, todo lo demás perfecto. Adiel Gamboa es un jefe de equipo extraordinario como siempre, mis mecánicos, los mejores, todo el equipo en general, familia y amigos siempre apoyándome”, agregó la piloto.

Ya en la última etapa de la carrera y a falta de una hora, el Chevy #23 estaba en la cuarta posición de los E4 con Martha Tapia al volante y al parecer todo culminaría así, sin embargo, como suele pasar en el deporte motor, todo puede suceder antes de que caiga la bandera a cuadros.

A uno minutos de culminar la prueba Tapia sufrió un contacto con el auto #81 del equipo Grupo Plan B, que en ese momento lo conducía el actual campeón de la TC2000, Enrique Ferrer, justo al final de la recta cuando iba a más de 160 kilómetros por hora.

“Casi terminando la carrera como tuve un accidente al final de la recta, íbamos en cuarto de la categoría, pero por el accidente tuve que entrar de nueva cuenta a pits a que me cambiaran la llanta trasera izquierda, finalmente terminamos quinto en la E4 y 23 general. Me llevo muy buen sabor de boca de esta carrera, a pesar de todo la terminamos, logramos llegar a la meta y para mí con eso ya ganamos”, dijo Martha.

Ella como el equipo recibieron la ovación del público quien vio el dramatismo del final cuando tuvo que entrar a cambiar la llanta y aparentemente la suspensión se rompió por lo que la piloto tuvo que seguir la competencia controlando el auto bajo condiciones extremas.

También te podría gustar...