Plantea GINgroup empleo de calidad

empleo de calidadExisten nuevas evidencias que revelan que las naciones que promueven la generación de empleos, tanto en cantidad como en calidad, así como la inclusión laboral, logran alcanzar un mejor desempeño que los que dedican una atención predominante a la flexibilidad del mercado.

Así lo consigna en el reporte “Estrategia de Empleo de la OCDE”. De acuerdo con el organismo internacional, con sede en París, Francia, los gobiernos necesitan empeñarse en ayudar a los trabajadores y a las empresas a adaptarse al mundo laboral, el cual considera que está inmerso en un proceso de cambio acelerado, pero, además, deberán impulsar el crecimiento incluyente.

Este nuevo estudio de la OCDE considera que cerca de la mitad de todos los empleos en el mundo corren un alto riesgo de automatización, o bien son susceptibles a sufrir cambios relevantes.

Para el caso de México, si bien el porcentaje de desempleo va en descenso y ha logrado colocarse por abajo del promedio de los países miembros de la OCDE, sigue debajo del promedio.

En muchos indicadores relativos a la inclusividad del mercado laboral no ha sido así, siendo la pobreza un problema grave y persistente. Otro tema que destaca el reporte es que la tasa de ingresos bajos está entre las más elevadas de la OCDE, ya que se ubica en 13.9%, atrás de la media, que es de 10.9%, y muy lejos del país con mejor desempeño en este rubro, la República Checa, con 5.8 por ciento.

La tasa de empleo promedio de los grupos en desventaja representó solamente un 40 % de la correspondiente a los trabajadores varones de edad intermedia en el 2016. Esta es la segunda brecha más elevada de los países de la OCDE, cuyo promedio es de 24.7 por ciento.

En cuanto a la brecha de género, la OCDE señala que las mujeres viven un conjunto de dificultades en el mundo laboral y están en una “clara situación de desventaja”, respecto a los varones, y añade que la brecha en 2015 fue de 54.5%, producto de una baja tasa de empleo femenino y una escasa participación de la mujer en el mercado laboral.

La empresa GINgroup, experta en administración integral de capital humano, que preside Raúl Beyruti Sánchez, pone especial atención en el rubro de la educación y la capacitación, para incrementar la fortaleza del capital humano en México.

Por ello, del reporte recientemente liberado por la OCDE, considera oportuno analizar con mayor detalle por qué México registra el porcentaje de estudiantes con bajo rendimiento más elevado de la OCDE.

Casi tres cuartas partes de la población de 15 años han abandonado los estudios o carecen de competencias básicas, un aspecto vinculado a las desigualdades encontradas para acceder a una educación de buena calidad.

“En GINgroup somos fuertes promotores de la inclusión laboral y del desarrollo a través de incrementar las habilidades de todos y cada uno de los trabajadores. El reporte de la OCDE plantea la necesidad de que los países inviertan en un sistema de educación y formación eficaz, que justamente brinde a los colaboradores las competencias que demandan los empleadores y se ofrezcan las oportunidades e incentivos para destacar en su vida laboral, lo que da la oportunidad de una mejor calidad de vida”, afirmó Beyruti Sánchez.

La OCDE advierte que, ante la probabilidad de que se genere un incremento en las formas flexibles de trabajo, “es necesario que los gobiernos garanticen que todos los habitantes tengan acceso a la protección social y estén cubiertos por regulaciones laborales básicas”, y precisa que las prestaciones sean independientes del tipo de contrato o empleo en cuestión.

También señala que es preciso fortalecer la igualdad de oportunidades, por lo que las condiciones laborales deberán adaptarse para “facilitar que las personas logren combinar el trabajo, la atención y las responsabilidades”, esto, asegura la OCDE, aumentará la participación en la fuerza laboral de hombres y mujeres a la vez, reducirá la brecha de género y disminuirá el riesgo de pobreza y exclusión.

También te podría gustar...