“Pégate” al amor

y_les_pego_el_amor_00003-1024x682 Y les pegó el amor es una comedia francesa que gira en torno a un matrimonio, Harold (Pierre-François Martin-Laval) y Cléa (Isabelle Nanty), quienes urden un intrincado y divertido plan para sacar de la “depre” a su hijo adolescente, Vincent (Thomas Solivérès), víctima de un corazón roto. Así, bajo la dirección y guión de Frédéric Forestier, se suscitarán chuscos encontronazos en nombre del amor juvenil y el conyugal.

La cinta, sin embargo, es un total absurdo, repleto de disparates simplones y una gran cantidad de clichés que hasta Hollywood despreciaría. Las interpretaciones de la aparente feliz pareja lucen demasiado facilonas, cual sketches de pastelazo, repletos de trillados remates que matan la broma desde su previsible inicio.

Si bien trata de contar dos historias, la primera en torno al desamor de Vincent, quien aprenderá de sus padres cómo salir adelante de su fracaso, y la segunda sobre la crisis matrimonial de los progenitores, ninguna cuaja por completo, yendo la trama de un lado a otro sin un sostén claro.

Quizá, lo más ocurrente es el típico desprecio de los padres por el segundo hijo, en este caso, una pre-púber, quien no logra la atención con la que sí cuenta el primogénito.

Fuera de eso, Y les pegó el amor es una propuesta poco efectiva. Tal vez, si Hollywood hiciera un remake con Melissa McCarthy y Bryan Cranston en los roles centrales resultaría mejor (evidentemente, no, es mero sarcasmo).

También te podría gustar...