Dale agua a este elefante fílmico

Por Mimí Carrillo

En un circo de los Estados Unidos se desarrolla la historia de amor, en el marco de la Gran Depresión de 1931, entre Jacob (Robert Pattisson), un veterinario no titulado que huye de su realidad al perder a su familia en un accidente, y Marlena (Reese Witherspon), la estrella del Benzini Brothers, pero antes de que siquiera nos acomodemos en la butaca, se presenta el intrigante motivo del surgimiento de este drama.

Basado en el best seller, Agua para elefantes de Sara Gruen, el filme del mismo nombre, nos invita a soñar con un mundo donde el circo es el mejor escenario para el amor, sin embargo, la crueldad, ambición y poder que pretende el dueño de Benzini Brothers, August (Christoph Waltz) no tiene límites.

En este tren de sueños, Marlena es compañera de Silver Star un caballo blanco que es parte de la atracción principal, sin embargo, al morir el corcel, arriba una elefante de 53 años, llamada Rosie, proveniente de un circo que quedó en la ruina, y tendrá la responsabilidad del acto central, con la ayuda de Jacob y Marlena, que los acerca al mismo tiempo.

El director Francis Lawrence (Soy Leyenda, Constantine), se encargó de crear un filme muy entrañable, presentando a Witherspon como una actriz madura y polifacética, interpretando a toda una estrella del mundo circense. Pattison, por su parte, se sale un poco de su esquema de actor juvenil y nos hace olvidar su icónica actuación de vampiro en la saga de Crepúsculo.

Watz vuelve a destacar, interpretando a un villano sumamente dramático, lo que aumenta las expectativas de esta cinta, además que cuenta con como un diseño de arte excelente.

También te podría gustar...

Deja un comentario