«Una señora» en el Auditorio

Por Daniel Flores

Agradecida con sus fans que abarrotaron el Auditorio Nacional, la intérprete María José, conquistó con su romanticismo y una dosis de nostalgia, su primera aventura en el Coloso de Reforma, en el cual interpretó sus más recientes éxitos, desde No soy una señora o Ese hombre no se toca, hasta temas de su estancia en Kabah, como La calle de las sirenas y Te necesito.

La Josabrosa dio lo mejor de sí en un show que contó con varios invitados sorpresa, desecando el ex Sin Bandera, Noel Schajris, y Alfonso Pichardo de Moenia. Realizó también un homenaje a Tina Turner y Aretha Franklin, del cual no salió del todo bien librada, debido a la falta de potencia en su voz, aunque por entusiasmo y encanto, no paró.

Te puede interesar:   Conoce a Jeimy Osorio

Al retomar la fórmula que le ha dado éxito, reinterpretando éxitos ochenteros, María José hizo las delicias del público, atreviéndose incluso a cantar en medio del recinto, siendo vitoreada por la sorprendida concurrencia. MJ lanzó efusivos agradecimientos al «universo» y al momento de logros que atraviesa su trayectoria musical.

Lució siete cambios de vestuario, incluido un elegante vestido negro, con el que se dio tiempo para mostrar sus mejores pasos de flamenco, pero lo que dejó sin aliento al público masculino, fueron sus diminutas faldas, que dejaban al descubierto sus ya memorables extremidades inferiores.

En diversos momentos, MJ se mostró conmovida, al grado de derramar algunas lágrimas, ante su azoro de ver al Auditorio lleno. Visiblemente emocionada, aseguró al público que «vendrán más discos, pero ahora con temas inéditos».

También te podría gustar...

Deja una respuesta