De fiesta con Miley

Por Mimí Carrillo

La juvenil cantante de pop, Miley Cyrus, llegó a México con su gira internacional Gipsy Hearth Tour 2011 o Corazón Gitano, con la cual se presentó en Perú,Venezuela, Panamá, y por su puesto, México. Así, niños y adultos esperaron por el gran momento de la cantante norteamericana, y aunque muchos se quedaron con la idea de su popular personaje, Hannah Montana, Miley demostró que es toda una adulta de casi 19 años.

Sin embargo, el día previo al concierto, cundió la noticia entre los medios de comunicación sobre la actitud un poco introvertida y hasta distante de Cyrus para con sus fans, por lo que la intérprete fue cuestionada por la prensa mexicana en un hotel cercano a la Diana, en torno a la presentación en el Foro Sol y sobre su opinión del uso de su tema, Party in the USA, como himno de la matanza del terrorista Osama Bin Laden, a lo que respondió que no desea que su música se mezcle con política.

Te puede interesar:   The Vaccines regresa a México

Las puertas del Foro Sol se abrieron alrededor de las 19:00 horas, para dar inicio al ingreso del público, un aproximado de menos de 32 mil personas, quienes para amenizar su espera, escucharon los hits y canciones de otras agrupaciones poperas. No faltaron los gritos de las miles de adolescentes por ver y escuchar a Cyrus

Parte de sus canciones del disco, Can´t Be Tamed, de 2010, integraron la base del concierto, que inició en punto de las 21:00 horas, dando comienzo con el tema, Liberty Walk, uno de los favoritos. Miley portó un vestuario que mostró sus influencias musicales en el género rock, aunque ella sea toda una Pop Star (vistió un top gris con un short negro, mezclando un par de ligueros con unas botas negras). Los éxitos que no se hicieron esperar fueron: I Love Rock`n´ Roll, Cherry Bomb y Forgiveness and Love.

Durante un momento íntimo, con las pantallas con imágenes de velas a la luz de luna, al compás de Every Rose has It`s Thorn y Take a long, Miley agradeció al público asistente: “Cada canción tiene un significado importante en mi vida, también describe el amor a sus padres».

Te puede interesar:   Livia Brito, más sexy y entregada que nunca

Sin embargo, un detalle muy palpable fue que el sonido carecía por instantes de claridad en la zona de palcos, quizá por el espacio abierto del Foro Sol, que se llenó apenas arriba de la mitad.

A final de cuentas, el concierto fue emotivo y quedará en la memoria de los fans mexicanos. En un dato curioso, fue complicada la llegada al Foro Sol, ya que también en el Palacio de los Deportes se encontraba Rammstein, en otra tocada, lo cual hizo desfilar a la crema y nata del mundo metalero vs. El universo fresa de Miley.

También te podría gustar...

Deja una respuesta