“Encierran” a “Ricardo III” en Santa Martha

México, DF.- Rencor, traición, venganza, dominación. El poder por el poder representado en trece facetas, monólogos que traspasan los muros de la Penitenciaría Varonil de Santa Martha Acatitla, al oriente del Distrito Federal. “Ricardo III” es el pretexto para adentrarse a la verdad teatral.
El viaje a un mundo en el que la violencia y el humor ácido se mezclan para exaltar la intimidación comienza al mediodía del sábado en la calle de Zamora, en la colonia Condesa.
“Todas las personas que vayan a ver la obra a Santa Martha formen una fila”, son las órdenes dadas por uno de los “elementos” encargados de la seguridad.
Los 24 asistentes respetaron la vestimenta indicada: blanco, negro, azul y mezclilla estaban ausentes.
El grupo se dividió en dos grupos para abordar el transporte directo a la Penitenciaría de Santa Martha Acatitla.
“Ricardo III” va con nosotros; viste overol verde, lentes polarizados, voz enérgica, cabello negro, tez morena con algunas cicatrices en el rostro.
Por momentos burlón, sarcástico y retador, en todo momento deja en claro quién tiene el control de la situación.
Después de 45 minutos de recorrido llegamos a la aduana de la Penitenciaría.
Comienza el registro, revisión de listas, órdenes en clave. Separan a las mujeres, son llevadas a un cuarto para su revisión, mientras que en el patio de la aduana los hombres son registrados.
En el interior del penal ninguna puerta se abre sin autorización del comandante, las medidas de seguridad son estrictas para evitar algún incidente, internos y visitantes externos presenciarán la obra “Ricardo III” versión0.3.
El teatro Juan Pablo de Tavira abre sus puertas, son 84 lugares disponibles. Durante una hora los integrantes de la Compañía de Teatro Penitenciario dan vida a la obra de William Shakespeare.
“El teatro es para mostrar la otra parte que traemos, sea buena o sea mala… traigo bastante de Ricardo III por dentro, lo oscuro”, comentó Detor Escobar Fidel, “El Detor”.
Integrante de la compañía, asegura que el teatro es verdad porque no se esconde nada, si uno quiere esconder algo está mintiendo al grado de engañarse asimismo.
Asegura que participar en la compañía le ha permitido sacar a Ricardo III sin lastimar a sus compañeros, porque la violencia que se muestra es ficticia, no existe.
A unos días de que entró en vigor la reforma constitucional en materia de seguridad, confía que con la creación de los jueces de sentencia y las reformas pueda obtener su libertad.
Para Rodrigo Martínez Vega, “El Mamado”, el participar en esta obra lo compromete a esforzarse por mejorar como actor, quiere presentarse en el Teatro Insurgentes.
“Sueño con una puesta en escena en la calle, en el teatro de la Ciudad o el Insurgentes, mis sueños son grandes porque me fascinó este proyecto”, señaló Martínez Vega.
Para ambos, participar en Ricardo III les ha dado satisfacciones personales y que sus familias se sientan orgullosos de ellos.
“Hace rato vino mi padre pero no pudo quedarse, tenía cosas que hacer… me dijo que quería venir a ver lo que estábamos haciendo porque nos vio en televisión, porque estamos saliendo en varias partes, lo vio, y no lo podía creer”, comentó emocionado “El Detor”.
“Mi familia está fascinada, muy contenta, orgullosa de que me haya incorporado a este grupo de teatro”, señaló “El Mamado”.
En la integración de este grupo participa un actor externo, es decir, entra y sale de Santa Martha.
Él tiene 18 años, de ahí que lo conozcan como “El Chamaco”, actúa desde los ocho, tomó clases en la Fábrica de Artes y Oficios de Oriente y fue invitado por el Foro Shakespeare, su nombre es César Andrés Martínez Sánchez.
Considera que lo primero que se debe hacer es trabajar sin prejuicios, olvidarse que son secuestradores, violadores, porque en el teatro todo es unión, es ir juntos en el proyecto.
“El Chamaco” señala que su monólogo tiene que ver con las necesidades de los jóvenes y el mundo que reciben.
“Como joven te das cuenta de lo que sucede y los adultos te lo dejan y dicen, bueno nosotros ya vamos de salida, ahí te quedas…en lugar que hubiera comunicación, educación, principalmente educación que es con lo que los jóvenes, adolescentes y niños necesitamos”, aseguró Martínez Sánchez.
“Ricardo III” es el resultado del trabajo entre el Foro Shakespeare, asociación civil dedicada a las artes escénicas desde hace 30 años, y la Penitenciaría de Santa Martha Acatitla.
En noviembre de 2009 se montó la obra “Cabaret Pánico”, que logró ser montada en otros reclusorios.
Mediante el vínculo teatro-prisión, se busca profesionalizar el teatro al interior de las cárceles de la Ciudad de México; dignificar las condiciones de los internos mediante una metodología que parte de que todos somos sujetos de la acción dramática.
Mediante este camino se busca canalizar las emociones hacia una reconciliación del personaje y el actor. También se trata de penetrar en la realidad del actor-interno y transformar su percepción de la realidad social para transformar lo negativo en positivo.
Se busca constituir una compañía de Teatro con presos de Santa Martha, lo que generaría fuentes de empleo y asegurar la reinserción social de quien sale de prisión, porque al tener una fuente de trabajo asegura que no volverá a delinquir.
Para asistir a las funciones de “Ricardo III” pedir informes a los teléfonos 55-53-46-42, 52-56-00-14 y al correo electrónico [email protected]
Las funciones son los sábados, por tratarse del ingreso a un centro de readaptación social, es obligatorio hacer reservación para tramitar los permisos correspondientes.

También te podría gustar...

Deja una respuesta