Conoce la historia real de «Amigos por accidente»

AMIGOS POR ACCIDENTE (The Runway), cinta irlandesa protagonizada por Demian Bichir, Kerry Condon, James Cosmo y Bruno Bichir está basada en una historia real que sucedió en 1983 en un pueblo de Irlanda.
Mariana Ocaña, la hija del piloto Rubén Ocaña nos cuenta en esta entrevista como fue la experiencia de su padre.

1. ¿Cuándo fue el incidente? El incidente fue el 18 de abril de 1983
2. ¿Dónde sucedió? En el hipódromo de Mallow, condado de Cork al sur de Irlanda

3. ¿Cómo sucedió? Mi papá (Cap. Rubén Ocaña Rubio) fue durante muchos años piloto aviador comercial (Aeroméxico) en sus últimos años, trabajó para la aviación privada, específicamente para la empresa que operaba los jets de Televisa. En aquella ocasión, el viaje estaba planeado México-Nueva York, se quedarían 3 días en NY, de ahí volarían
a Munich en Alemania, haciendo escala en el aeropuerto de Shannon cerca de la costa oeste de Irlanda para recarga de combustible. Mi papá iba al mando del vuelo, como capitán y responsable del mismo, junto con otros dos pilotos: Cap. Germán Valle y Cap. Luis Flores, así como un ingeniero de vuelo: José Luis Ramos, el avión ere un Gulfstream II (Grumman II), matrícula XA-FOU.

Estando en NY, y preparando su plan de vuelo para el vuelo tras-Atlántico, les llega la información de las predicciones meteorológicas para las siguientes horas, en donde se informaba que todas las condiciones eran normales, solo que también se informó que el aeropuerto final al que llegarían en Alemania iba a estar cerrado durante unas horas por labores de mantenimiento por lo que si salían a la hora que tenían planeado (domingo por la mañana) tendrían que esperar en Shannon (donde cargarían combustible) por varias horas. Decidieron entonces, no hacer una escala tan larga y decidieron cambiar la hora de salida para la noche de ese domingo, para amanecer en Europa el lunes temprano por la mañana.

Se llenaron los tanques de combustible del avión, como siempre que hacían un viaje tras-atlántico, y partieron. Durante el vuelo, las condiciones meteorológicas cambiaron, y empezaron a tener vientos de frente, lo que les obligó a usar más potencia, con el consecuente consumo extra de combustible, y para el final de la travesía, ya llevaban una hora extra de vuelo, por lo que al llegar a Irlanda, ya se estaban acercando a la reserva.

Al acercarse al aeropuerto de Shannon cerca de las 7:30 de la mañana, mi papá cuenta que el día estaba claro y soleado, pero es muy común que en Irlanda se formen bancos de niebla repentinos, y al acercarse al aeropuerto de Shannon, eso fue justamente lo que pasó, la visibilidad se fue reduciendo cada vez más, y estando ellos enfilados para el aterrizaje, justo detrás de un Boeing 747 de Aer Lingus, ya no se les permitió intentar el aterrizaje por falta de visibilidad. El B747 que iba delante de ellos, alcanzó a aterrizar, pero al final de la pista, ya estando en tierra, solicitó ayuda para salir de ella, porque no tenían visibilidad alguna. AL jet que comandaba mi papá, ya no se le permitió bajar porque no pudieron hacer contacto visual con la pista a 30 m de altura! y además porque la pista había quedado bloqueada con el B747 que no puso salir de ella.

Para este momento, ya había prendido el foco de alarma por bajo combustible, al obligarlos a subir al aire nuevamente para ir en busca de un aeropuerto alterno que quedaba aproximadamente a 280 km, el avión consumió casi toda su reserva y empezó a sonar la alarma de desplome. En ese momento, mi papá se declaró en emergencia, y pidió instrucciones para llegar a otro aeropuerto más cercano porque definitivamente no llegaría con el poco combustible que le quedaba.
Afortunadamente, por haber llegado con luz del día y gracias a que en ese momento, acababa de entrar en turno un controlador aéreo que conocía la zona por la que estaba volando mi papá en ese momento, pudo recibir indicaciones. El controlador le pidió las coordenadas a mi papá, y reconoció que estaría volando cerca de un pueblo llamado Mallow. Él le preguntó si alcanzaba a ver un río, una carretera que iba paralela al río, y al fondo un hipódromo, a lo que mi papá le respondió que sí. Entonces, el controlador le sugirió que esa podría ser la única opción, ya que más adelante estaba la zona poblada de Mallow y los alrededores era zona boscosa.

Te puede interesar:   Cúrate en el "Hospital maldito"

Mi papá entonces, decidió que no podía seguir buscando una mejor opción para aterrizar porque en cualquier momento el avión se apagaría, le dio instrucciones al ingeniero de vuelo para que avisara a los pasajeros que harían un aterrizaje de emergencia, así que se enfiló hacia el hipódromo y usando una de las rectas como pista y centrando las vallas, aterrizó sobre el terreno.

Los pasajeros no alcanzaron a entender lo que estaba pasando hasta que vieron que habían aterrizado en medio de un hipódromo.

Después de varios minutos de quedar en la cabina asimilando lo que acababa de suceder, salió de ella para hablar con los pasajeros y explicarles lo que había pasado. En ese momento, uno de los pasajeros era un importante magnate de las telecomunicaciones en México y América Latina que por motivos personales, no quiso que su nombre se manejara, así que mi papá fue muy discreto en ese sentido, y por eso esta noticia poco se dió a conocer en México, pero en Irlanda y el resto de Europa y el mundo si se conoció y se le dió mucho seguimiento de los medios.

El avión quedó prácticamente intacto y los pasajeros ilesos, y lograron salir de ahi gracias a la ayuda de lugareños que se acercaron a ofrecer ayuda para llevarlos a Dublin y continuar con su viaje.

Mi papá y la tripulación se quedaron para ver cómo sacaban el avión de ahí. El siempre dijo: «si el avión entró volando, sale volando», solo que al darse cuenta de las condiciones del terreno, vio que esto sería imposible. Así que al ponerse en contacto con la aseguradora en Londres, se manejaron dos opciones:
a) desmantelar el avión, sacarlo por piezas del lugar, llevarlo a un aeropuerto cercano donde sería rearmado por expertos de la compañía fabricante o…

b) Construir una pista adecuada para el tamaño y peso del avión
Optaron por la segunda, y como a la tercer semana se comenzó a construir la pista con ayuda de trabajadores de la Sugar Company de Irlanda, misma que estaba en crisis como toda Irlanda a principios de los 80’s, esto lo recuerdan mucho en el pueblo porque de algun modo, la construcción de la pista y la llegada de tanto reportero le dio vida a este pueblo durante ese tiempo.
Mientras mi papá y la tripulación se tuvo que quedar en el pueblo de Mallow, esperando la construcción de la pista. Durante este tiempo, la gente lo trató como un héroe, era invitado a eventos de todo tipo, daba entrevistas para TV, radio y prensa, era invitado en escuelas para ir a platicar de México y de su carrera como piloto, fue invitado como jurado a un concurso de belleza, invitado de honor en las carreras en el hipódromo de Mallow. Toda la gente del pueblo le brindó su apoyo y solidaridad, no lo dejaron solo ni un momento, lo llenaron de atenciones, a él y a los compañeros de la tripulación, pero siempre hubo como que una química especial con él, tal vez porque supieron que el Capitán y el responsable del aterrizaje había sido él. Con el paso de los días y las semanas, fue estrechando amistad con muchas personas y familias del pueblo que daban seguimiento día a día de cómo iba todo, hasta que llegó el día de la despedida: la pista estuvo lista. Para entonces, ya se habían encariñado mutuamente, pues la gente de Mallow en particular, fue especialmente amable y cariñosa, lo llenaron de atenciones y regalos que siguió guardando hasta el último día y que ahora nosotras sus hijas guardamos con un cariño muy especial.
El 27 de mayo de 1983, fue el momento de decir adiós a ese maravilloso pueblo. A mi papá le costó de verdad despedirse por todo el cariño y apoyo que había recibido de ellos. El despegue se anunció en prensa y demás medios con días de anticipación, así que ese día, la gente fue a despedirlo: la carretera contigua al hipódromo se cerró y se usó como estacionamiento, la gente del pueblo paró sus labores, los niños no fueron a clases y todos fueron a despedir al «Captain O’cana», como lo llamaban con cariño.
El despegue fue televisado en vivo por varias cadenas internacionales y se vió en varios países incluyendo Estados Unidos.
Mi papá al despedirse, les dió las gracias en su idioma «Gaelic», lo cual, según me dicen las personas que he tenido fortuna de volver a ver en Irlanda, fue un detalle que nunca olvidaron, así como su despedida final: después del despegue, prometió dar la vuelta y volver volando sobre el hipódromo moviendo el avión en un balanceo en señal de despedida, siguió volando bajo sobre el pueblo con el mismo movimiento….y regresó a México.
Este incidente marcó la vida y la carrera de mi papá, no solo por haber evitado una catástrofe, sino que la hospitalidad del pueblo, simplemente lo conquistó y siempre les estuvo agradecido hasta el final. La gente nunca lo olvidó, le siguieron mandando cartas y tarjetas durante muchos años, a veces, cuando era aniversario del aterrizaje, le llamaban por teléfono en la madrugada, en vivo, de un programa de radio local para saludarlo.
4. ¿Cómo nos enteramos de la película? Pregúntale a Google. Sí, así fue. En 2002, mi papá se cambió de casa y había perdido algo de contacto con sus amigos irlandeses, porque lo hacía por correo ordinario. Pero un día, en junio de 2008, mi hermana Roxana estaba navegando en internet y se le ocurre poner el nombre de mi papá en Google, para ver si salía algo, y para su sorpresa, se encontró con un artículo de un periódico de Londres, que había sido publicado 4 días antes, donde el titular decía: «Captain Ocana hits the Hig Screen», donde anunciaban que la historia de este aterrizaje iría a la pantalla grande y que Demian Bichir había sido contratado en el papel de mi papá. (Así lo anunciaron literalmente, por lo que pensamos que la historia verdadera, tal cual sucedió sería llevada a la pantalla).
Por esto mismo, mi hermana y yo nos dimos a la tarea de tratar de localizar a los productores de la película y a Demian, para poner a su disposición todo el material que teníamos, pensando que le ayudaría en su interpretación. Solo que tardamos varios meses en hacer contacto, y cuando lo hicimos, la película ya estaba filmándose.
5. ¿Qué sintió mi papá? Para mi papá fue una gran emoción y una gran alegría ver que después de 25 años (en ese entonces 2008), la gente en Irlanda se siguiera acordando de esta hazaña y como el leyó únicamente ese primer periódico de Londres que mi hermana encontró en internet, donde se manejaba como que sería la historia tal cual sucedió, pues tenía mucha ilusión de verla. El siempre quiso volver a Irlanda. Cuando se despidió en el 83, prometió volver al año siguiente con su familia, y así lo hizo, al año siguiente fuimos todos, y fue recibido con gran cariño, pero después de esa fecha jamás volvió a Mallow. El saber de la película le dio la ilusión de volver a ese pueblo y volver a ver a tanta gente amiga que dejó por allá, tenía la ilusión de asistir a la premier en Irlanda el día que se estrenara.
A raíz de que se enteró de la película, mi hermana y yo empezamos a ayudarle a retomar contacto con sus amigos de Mallow, conseguimos el correo electrónico de uno de sus mejores amigos de allá: Ray Ryan, un periodista que dio seguimiento a toda su estancia allá. Gracias a él, mi papá retomó comunicación con la gente de Mallow. El les escribió un correo electrónico con todas sus memorias y agradecimientos y este amigo periodista lo iba a publicar en cualquier momento. Enviamos la carta y desafortunadamente, en el inter, mi papá enfermó esperando la respuesta que le llegaría de Irlanda. Cuando supe que estaba internado y llegué a buscarlo al hospital, lo primero que me preguntó fue: «hijita, que noticias tienes de Irlanda?», misma pregunta que lo tenía inquieto desde semanas antes.

Te puede interesar:   Bronco estrena “El Corrido de Miguel Rivera" inspirado en “COCO”

Mi papá falleció justo el día en que su carta fue publicada en Irlanda, y no alcanzó a saber la respuesta ni a ver la película. El jamás se enteró que al final, la historia fue base de inspiración para una historia un poco diferente reescrita por Ian Power, que sin embargo, retrata muy bien la hospitalidad de la gente y la solidaridad mostrada al piloto para ayudarlo a sentir bien estando lejos de casa y volver a su país.
6. ¿Tu padre acudió a la premier? No, desafortunadamente no pudo hacerlo pues el falleció en enero de 2009. Sin embargo, meses después logré entrar en contacto con Ian Power, escritor y director de la película, y logré combinar una visita que hice a Mallow el año pasado, en agradecimiento a nombre de mi papá, y, el estreno de la película en el Festival de Cine de Galway, así que pude cumplir su sueño a nombre de toda mi familia, fue una noche muy emotiva para mí, pues el público fue muy cariñoso.
SINOPSIS
Paco, un niño de 9 años, vive con su mamá en Dromoleen un pequeño pueblo Irlandés, él pasa sus días haciendo travesuras y aprendiendo español de una vieja cinta esperando la llegada de su papá que vive en España. Una noche, la vida de Paco, su madre y la del pueblo entero cambiará cuando un misterioso piloto colombiano (Demián Bichir), aterriza de emergencia su avión en el bosque cercano al pueblo.
Nadie habla español y Paco se convertirá en el intérprete, quien a través de una traducción nada coherente y divertida, logrará convencer al pueblo de ayudar a su nuevo amigo.

También te podría gustar...

Deja una respuesta