Tienen su «prueba de amor»

Por Agencia CIO

El filme Prueba de amor, dirigido por Reinout Oerlemans, es una historia rosa, trágica y contemporánea, que coquetea dignamente con el género telenovelero, a través de la historia romántica de una pareja, que, pese a desarrollarse en Holanda, mucho tiene en común con la sociedad mexicana, si tomamos como referencia cultural la letra del tema, Dame un beso, de Yuri, por aquello de «que bien saben las caricias tras la reconciliación».

Más allá de ser una trama sobre el cáncer y cómo afecta la vida de una pareja, este filme es por instantes un drama reiterativo, que cae en constantes recursos lacrimógenos, para llegarle al espectador al corazón, con base en excesivas imágenes emotivas.

Te puede interesar:   Hércules visita México

No faltará quien se sienta identificado con los personajes centrales, no por el tema de la enfermedad, sino porque rescata en un subrelato, una radiografía actual del amor a la carta, como un síntoma de una sociedad decadente, que confunde el deseo, la pasión y el romance con la vida en pareja, con todas sus amarguras y satisfacciones.

Así, la historia relata la vida de Stijin protagonizada por el actor ingles Barry Atsma, y Carmen interpretada por la holandesa Carice Van Houten, quien participò en películas como “Operación Valquiria” y “Dorothy Mills”. Carmen y Stijin son una pareja que lo tiene todo hasta que su mundo colapsa cuando Carmen es diagnosticada con cáncer de mama. En el intento de luchar contra él pasa por quimioterapias, radiación, vómito y todos los malestares que conlleva el tratamiento. Stijin (su esposo) tiene problemas para lidiar con la situación y comienza a vivir una segunda vida. Durante el día se dedica a apoyar y cuidar a Carmen, pero por las noches, sale, bebe y le es infiel, para él es sólo sexo, hasta que conoce a Roos, quien pondrá en riesgo el lazo tan fuerte que siempre ha unido a Stijin con Carmen.

Te puede interesar:   Red Oblivion ofrecerá conciertos por la República Mexicana

“Prueba de amor” es la opera prima de Oerlemans; «una oda al amor. Resumir esta película en una frase seria: enfrentar las dificultades da paz – ver al Diablo directo a los ojos, obliga a uno a reconocer el amor. Esta película describe el mundo en este momento. Particularmente, el mundo de los de treinta y tantos, que es muy reconocible para mí – donde el éxito no es deseable, es una necesidad. Donde el hedonismo es el Santo Grial. La moralidad sexual, ha degenerado a casi nada. El ser infiel ya no es tabú. Pero, ¿podrías serle infiel a tu esposa, el amor absoluto de tu vida, si tiene cáncer y está destinada a morir?» comenta el director.

Te puede interesar:   Descubre a "El seductor"

La cinta está basada en el exitoso libro «A woman goes to the doctor» de Raymond van de Klundert, ha sido traducido en más de 23 países incluyendo y China, Japón e Italia.

También te podría gustar...

Deja una respuesta