Radiografía sonora de Duke Ellington en la Fonoteca

Ver a Duke Ellington sin peluca fue una experiencia inesperada y poco común declara Alberto Zuckermann, quien compartirá ésta y algunas otras anécdotas de la visita a México en 1968 del músico y director de orquesta; así como las grabaciones que encumbraron al jazzista estadounidense.

Lo anterior como parte del ciclo de Sesiones de escucha dirigida: 10 grandes figuras del jazz, dedicado. En esta ocasión, a Duke Ellington, que se llevará a cabo el jueves 9 de agosto, a las 19:00 horas en la Fonoteca Nacional del Conaculta.

“Tras el concierto en el Palacio de Bellas Artes, yo traía algunos discos de Ellington y quería que me los firmara. Le dije a Stanley Dance -biógrafo del músico-, que me acompañaba, que me llevara al camerino e, inoportunamente, él tocó y abrió la puerta; en ese momento, Duke Ellington estaba quitándose la peluca, fue algo muy incómodo, nos tuvimos que salir casi corriendo, aunque quince minutos después, nos recibió para firmar un par de discos con gentileza y finura”, recordó Alberto Zuckermann.

Entre la extensa e importante producción de Duke Ellington, se encuentra la radiante Latinamerican Suite, una obra en siete partes que incluye cuatro sobre México y estudios sobre la samba y el tango. En el quinto movimiento “The Sleeping Lady and the Giant Who Watches Over Her” (La mujer dormida y el gigante que vela por ella) se refleja el impacto de la cultura mexicana.

Alberto Zuckermann hablará sobre las influencias de la cultura mexicana en la obra de Ellington y a su vez sobre las aportaciones del Duque al jazz como la música de la jungla (jungle music) que imitaba sonidos de la selva a través de los instrumentos.

“Se presentarán piezas como ‘Mood Indigo’ (1930) o ‘Sophisticated lady’ (1933). Después escucharemos algunos de sus éxitos como ‘Diminuedo in blue’ y ‘Crescendo in blue’, estrenadas en 1937 y, que 20 años después, fuera su plataforma para retomar el éxito, gracias a un largo solo, exuberante, lleno de figuras y de intensidad, interpretado por Paul Gonsalves en el Festival de Newport en 1956, que enardeció al público e hizo que volviera el interés en la obra de Duke”, dijo Zuckermann.

Con poco más de 3 mil composiciones, Duke Ellington es considerado uno de los compositores más grandes de los Estados Unidos, al lado de Charles Ives y George Gershwin, entre otros.

Proveniente de la capital de los Estados Unidos, Washington, D.C., el “Duque” ensambló una orquesta que se mantuvo activa por más de 50 años. Ellington fue de los primeros músicos estadounidenses en llevar al jazz fuera de sus territorios. “Viajó a Europa y por medio mundo; hizo trabajos en los que acercó los ritmos y la música de los países que conoció. Por ejemplo: ‘Far East Suite’, que compuso con motivo de un viaje por Asia”, expuso Alberto Zuckermann sobre el primer afroamericano cuya imagen aparece en las monedas de su país.

Ya en el ocaso de su vida, el compositor y director de orquesta se dedicó a crear obras de corte religioso como “In the beginning of God”, obra que muestra otra faceta de Duke, quien fue el primer músico de jazz miembro de la Real Academia de la Música de Estocolmo, Suecia, además de ser nominado al Premio Pulitzer en 1956.

La sesión de escucha dedicada a Duke Ellington se realizará el jueves 9 de agosto, a las 19 horas en la Fonoteca Nacional, que se ubica en la calle Francisco Sosa No. 383, Col. Barrio de Santa Catarina en Coyoacán. A dos cuadras de la estación del metro Viveros. Informes a los teléfonos 41 55 10 07 y 41 55 10 10. En la página web www.fonotecanacional.gob.mx o en la dirección electrónica [email protected]

También te podría gustar...

Deja un comentario