Los ‘clásicos’ les quedan ‘grandes’.

Por: Rodrigo Galindo.
Durante años, las grandes rivalidades del fútbol han llevado el nombre de ‘clásicos’; partidos difíciles, duros, de esos que desde niño, se quieren jugar, en los que los tres puntos es lo que menos importa mientras puedas llevarte una victoria ante tu gente o mejor aún, en territorio del rival.

¿Qué es lo que hace de un partido un clásico? En esto influyen diferentes factores, ya sean directivos, jugadores y tal vez lo más importante, los seguidores de los equipos. Los primeros clásicos se daban por enfrentamientos extra cancha, porque más allá del deporte no se llevaban bien los de una zona y otra, por disputa de territorios o por cuestiones bélicas.

Hoy, cualquier partido en el que las hinchadas tengan rivalidad puede ser llamado así. Los jugadores de antes defendían su camiseta de inicio a fin de su carrera, no importando lo mucho o poco que les pagaran, no importando nada, ellos defendían a muerte sus colores, algo que difícilmente se puede ver en la actualidad.

Te puede interesar:   Stephie Schinkel espera con ansia su siguiente compromiso en la pista

¿Por qué los clásicos ya no son como antes? Muchos lo atribuyen a que los jugadores juegan más por la paga que reciben que por sentimiento, otros a que los directivos y monopolios están tan metidos en generar dinero que lo que menos importa es lo que la gente piense, pero más que eso, hacen falta esas ganas de ganarle al odiado rival, de sudar la camiseta aún exponiendo tu propio físico como en los primeros clásicos.

El dinero no lo es todo, puesto que hay países en el mundo en el que los jugadores han defendido sus colores a costa de sus propios sueldos, jugadores que sin recibir ni un solo cheque en meses, han defendido sus colores o que por nada del mundo han usado la camiseta del rival en turno, ejemplos hay muchos, jugadores como ellos, no.

Te puede interesar:   LiFeFitness presenta su concepto de ciclismo Indoor

Pareciera que en México se les ha olvidado lo que es defender una camiseta del América, quien por si fuera poco tiene en su escudo la leyenda ‘Se defiende con la vida’ algo que en años, sólo pocos lo han mostrado. Así llegan a ésta lista Cruz Azul y Pumas, equipos en los que la afición ha respondido mejor que con los ‘cremas’ pero en la cancha, siguen sin romperse el alma o el Guadalajara, en donde se habla mucho y se hace poco.

Se tiene que salvar a los ‘clásicos’, por respeto al fútbol, a los que cada semana están desde las tribunas alentando a su equipo sin importar el tiempo, dinero o momentos importantes que pierdan por estar incondicionalmente con su equipo. Clásicos como los europeos, de esos en que las acciones hablan por si solas y no se preocupan por si les pagarán más o menos.

Te puede interesar:   Un líder con mucha garra; invasión felina en el Alfonso Lastras.

Actualmente, si los clásicos siguen teniendo ese nombre es más que nada por los seguidores incondicionales de cada club y el amor que estos le muestran a su equipo, lástima que en la cancha eso no se refleje jornada a jornada. ¿Regresarán los buenos partidos de antes o seguirá empeorando la situación? Saquen sus conclusiones y comparen.

Los resultados de la jornada 9 son:

Puebla 1 – 1 León, Xolos 1 – 1 Atlas, Morelia 1 – 1 Tigres, Cruz Azul 1 – 1 América, Monterrey 3 – 2 Querétaro, Santos 0 – 0 Jaguares, San Luis 1 – 0 Pachuca, Toluca 1 – 0 Atlante y Chivas 0 – 0 Pumas.

También te podría gustar...

Deja una respuesta