¿Qué es el fútbol?

Por: Rodrigo Galindo.
Para muchos es una tradición, para otros es un deporte más, un sentimiento que llega sin darte cuenta o simplemente, una pasión. Definiciones hay muchas, sin tomar en cuenta la clásica que encontramos en internet o un diccionario, lo más cercano a lo que realmente representa este juego es y será siempre, la definición de los que lo viven todos los días. ¡Ojo! Si no eres un apasionado por este deporte no entenderás tan bonito sentimiento.

El fútbol es lo que te alimenta cuando estás hambriento de alegría, es más que la pelota rodando por el césped, alfombras o pavimento. Es más que un castigo de tu madre por ensuciar de grasa tu pantalón nuevo al tirarte debajo de un carro para sacar ‘la bocha’ y poder seguir con la reta. Es más que los $10.00 que pagaba cada jugador al perder una ‘retita de refresco’, es más que criticar a alguien porque su balón es viejo y está desgastado, pero por favor, todos sabemos que cuando eres niño la redonda tiene más valor si cumple con esas características ya que te ha dado una cantidad bárbara de alegrías.

No se necesitaba más, tan sólo un grupo de amigos que jugaban a ser su ídolo sin importar el país o colores que defendieran, sí, mientras unos eran Ronaldo, Messi, Maradona, Ronaldinho, o Cuauhtémoc Blanco, otros eran los Jorge Campos, Buffon, Casillas o Kahn. No te importaba que tan pequeño o escuálido fueras, tú siempre jugaste como aquel sujeto que mirabas por televisión.

El ‘futebol’, como se diría en portugués, es tan grande que no hay aficionado al que no se le enchine la piel al gritar un gol de su equipo en el estadio o casa. Es cuando ni una connotación te da para más cuando te preguntan ¿por qué le vas a este equipo? Sea por lo que sea, al nivel que juegues o en donde juegues, tú siempre harás lo posible para ir a patear la de gajos, porque los otros 10 en la cancha son tus amigos, cuates, hermanos, y esos te cobijan ante todo y todos.

Muchas veces, dejas todo por ir a jugar una final, has dejado de ir a los XV años de la prima, el bautizo de la sobrina o te saltas la misa de la boda de tu hermano porque la de gajos te está esperando para regalarte las emociones que son incomparables para ti desde pequeño.

Diría Walter Saavedra, ¿Cómo vas a saber lo que es la vida, si nunca jugaste fútbol? Para muchos es tal el amor por él que vale más que la misma novia o esposa, por el simple hecho de que con la pareja no se sabe cuánto vaya a durar, mientras que tú sabes que la pasión y tu club, siempre estarán ahí. Recién nacido tu cuna tenía esos colores, en la primaria al jugar ‘gol para’ buscabas hacer la mayor cantidad de goles para demostrar que aparte de ser bueno, tu equipo era superior a los otros. En la secundaria comenzaron las apuestas contra otros aficionados, en la prepa querías ser parte de la barra y alentar desde la tribuna. En la universidad y todo lo que te queda de vida, comenzarás a transmitirle ese ímpetu a los que vienen debajo de ti y ahí se repite la historia.

Esto es más que una opresión política, ¿cuántos clubes no se han mantenido a pesar de las guerras? Se dice que el mundo sólo se puede parar dos ocasiones al año, cada que juega tu equipo y cada que no hay un torneo activo de fútbol. Si buscamos más enunciaciones, podremos encontrar que es más que la camiseta sudada, la valiosa que tienes guardada porque está firmada por tus jugadores favoritos; más que cualquier examen en la escuela o que cualquier primera cita con la chava que te gusta.

Más que cualquier sequía de campeonatos, más que el llanto en el que rompes cada que pierdes una final, cada que te lesionas por evitar el tanto del triunfo rival o buscas meter ese golazo por el que todos te recordarán, más que los mosaicos en los estadios, que aparte de lucir bellos nos demuestran el amor por el club, es mucho más que ese penal dudoso que se marca de último minuto, o ese robo cuando un rival anota con la mano. Más que los hermosos clásicos, más que todo.

Todos estos elementos y muchos más, hacen de este deporte el más hermoso del mundo (para nosotros), al final de cuentas cada aficionado tiene su forma de relacionarlo o llamarlo, mientras tanto, conjuntamente, todos concordamos con que “sin fútbol, nuestra vida no sería la misma”.

Y para ti, ¿qué es el fútbol?

También te podría gustar...