Se agotaron los boletos para la liguilla; el líder ruge.

Por: Rodrigo Galindo.
Han transcurrido ya las 17 jornadas del balompié mexicano, tiempo suficiente para darse cuenta de las virtudes y debilidades de los que hasta hoy son los 8 calificados a la fiesta llamada liguilla. Los más regulares a lo largo del torneo fueron los siguientes equipos: 1.- Tigres. 2.- América. 3.- Atlas. 4.- Morelia. 5.- Cruz Azul. 6.- Santos. 7.- Pumas y 8.- Monterrey.

El torneo fue flojo, no hubo un equipo tan dominante como en otras ocasiones, pero las finales pintan siempre distinto, las llaves nos marcan grandes duelos y principalmente dos ‘clásicos’, por un lado el Tigres vs Monterrey y del otro el América vs Pumas, pero no podemos quitar el dedo del renglón con los otros clubes ya que Cruz Azul fue el equipo que cerró con más fuerza, y viene de ser campeón de la Copa.

Atlas es el caballo negro, ya que no sólo peleaba el descenso si no que ya tenía rato que no estaban en estos lugares de la tabla, Morelia y Pumas pasaron con lo justo, tomando en cuenta también, que la liga es generosa, mientras que Santos se iba desinflando en las últimas fechas. El caso más gris es el de Monterrey, quien se califica gracias al descenso de un Querétaro que jugó un último partido con fuerza, ganas y corazón, algo que si hubiera hecho durante todo el torneo no estuviera en la categoría inferior. No puedes calificar así.

Ojalá que cada conjunto se entregue al máximo durante cada uno de los minutos que disputen, que las aficiones se comporten y que no falte el rey a cada encuentro, así como ha sucedido en los dos anteriores torneos y en el presente con Christian ‘Chucho’ Benítez, quien es el primer jugador en la historia de los torneos cortos en ser tricampeón de goleo, aunque en total suma 4, ya que con Santos consiguió uno más en el 2010.

La pregunta de cada torneo en esta instancia es, ¿quién será el campeón? Tomen en cuenta que aquí los números regularmente sobran, y el equipo que cierra mejor por lo normal termina siendo monarca. Que se abran las quinielas, y apuesten por su equipo y uno más que juegue bien, total, en esta liga hasta el que juega más feo puede ser campeón y no lo digo por el nivel, sino por el momento que viva ese conjunto.

Que comience la fiesta…

También te podría gustar...