Sobreviven Shyamalan y los Smith a “Después de la Tierra”

Por Daniel Flores

after-earth-new-trailer-gets-emotionally-unpredictable M. Night Shyamalan regresa a la pantalla grande, con su onceavo filme, denominado, Después de la Tierra, en el que hace equipo con Will Smith, y el hijo de éste, Jaden, en una aventura de ciencia ficción, con un sentido íntimo más que colosal, sin tanto efectismo.

Criticado y admirado, odiado y amado, este realizador de origen hindú, es fiel a su estilo, ofreciendo siempre un toque humano, a veces nostálgico, a situaciones donde privan elementos sobrenaturales, fantásticos, o como en este caso, de sci-fi.

Se aprecia también la mano de Smith en el producto final. Casi a rajatabla, trata de colocar a su vástago como futura estrella de Hollywood, en un protagónico que le queda grande, debido a su falta de intensidad dramática, y a que en sí, le toca en turno el difícil paso de la niñez a la adolescencia, donde más de una “estrella” infantil se ha apagado.

Si bien el público podría esperar una súper-producción, lo cierto es que Shyamalan y Smith contienen el filme, presentando a veces sólo la interacción entre los protagonistas, Cypher (Will) y Kitai (Jaden), que también son padre e hijo ficticios, y que, por azares del destino, sufren un accidente “espacial”, cuando la nave en que viajan cae a una futurística Tierra, abandonada por la raza humana, controlada nuevamente por la naturaleza.

La narrativa es a veces lenta y evidentemente gratuita para el lucimiento de los Smith. Sobresale el mensaje ecológico, sin necesidad de chantajes para el espectador.

Participan también en los roles estelares Sophie Okonedo y Zoë Kravitz.

También te podría gustar...