Adeus México. ¡Samba y no llores!

Por: Rodrigo Galindo.
La Selección Mexicana de fútbol quedó eliminada de la Copa Confederaciones tras caer ante Brasil por un marcador de 2-0, triunfo que no fue espectacular pero que dejó claro el mal momento por el que pasa el equipo del ‘Chepo’.

La historia comenzó meses atrás, con el hexagonal de Concacaf y los malos resultados. Con los equipos que compite el Tri se tiene que pasar caminando a la justa mundialista y no sufriendo ni pidiendo la hora para sacar un empate. Si jugáramos en Europa estuviéramos más que eliminados, señores. Los de hoy sólo fue un moretón más al cuerpo del representativo nacional.

El árbitro ni siquiera había dado inicio al encuentro cuando en los himnos nacionales, los brasileños de Fortaleza se hicieron sentir demostrando que a pesar de las protestas en su territorio siguen siendo uno mismo. Para algunos fue asombroso escucharlos cantando, otros tantos lo tomaron como una estrategia para meterles miedo a los nuestros. Una afición así impone respeto y produce nervios en cualquier parte del planeta.

Después del dominio abrumador carioca, Neymar la pateó con la zurda e hizo un golazo, demostrando que con el balón en los pies es un genio. Lástima que el joven jugador se la pase tirándose por contactos inexistentes, en Europa lo harán sentir el rigor del mejor balompié en el orbe.

El fantasma del gol siguió rondando a los delanteros mexicanos quienes no la meten ni porque el arco mida el doble. Al final, la joya de la ‘Canarinha’ recordó que sabe gambetear, brillando con sombreritos, pisadas, fintas y un caño con el que fue aplaudido, ya que no sólo consiguió pasar a Mier, sino que asistió a Jô quien marcó el que mataba. El delantero del Atlético Mineiro ha tenido pocos minutos pero su efectividad es de 100% hasta el momento.

Como era de esperarse, ya se pide la salida de José Manuel de la Torre, que no se convoque a jugadores como ‘Maza’, Flores, Torrado, Moreno, Barrera, entre otros. No es de ahora que se llame a jugadores injustificadamente, todos lo saben, y esperen a ver el desempeño en la Copa Oro, porque la lista que se tiene hasta hoy nos anuncia que será un rotundo fracaso, espero equivocarme.

Si se logra el pase en el hexagonal, el pueblo volverá a creer en sus guerreros y serán aplaudidos, hoy existe molestia, resentimiento, y malestar. Cuando los aztecas ganan son una maravilla, la potencia en la zona como se les calificaba hasta hace unos meses, cuando pierden, la mayoría les da la espalda e incluso gustan de verlos derrotados.

Brasil no fue más que México, lamentablemente nos preocupamos más por recordarles los resultados de los últimos años que por querer hacer goles. Ahora los del país del ‘joga bonito’ gritan a una voz: ¡Ay, ay, ay, ay… samba y no llores!

También te podría gustar...