Uno, dos, tres por Oribe, ¡nos vamos al Mundial!

Por: Rodrigo Galindo.

Se acabó la pesadilla, aquel sueño que parecía inalcanzable se ha convertido en realidad. En 14 partidos (contando los de repesca), el representativo tricolor ganó 4, empató 5 y perdió 3, números muy pobres para la zona en la que competimos y que casi nos cuestan perdernos la fiesta más grande en el deporte de las patadas.

En el Westpac Stadium, México obtuvo su boleto rumbo al Mundial de Brasil 2014 después de vencer a Nueva Zelanda por 2-4 (3-9 global). La pizarra la movió Oribe Peralta, el “hermoso” dorsal 19 hizo pedazos la zaga blanca una, dos, tres, cuantas veces quiso.

Si bien el Hexagonal Final fue una burla, no podemos dejar de celebrar el pase. Así es el fútbol, te quita la vida y te resucita en unos segundos, es tan enigmático como una mujer y tan poderoso que mueve masas. Nadie quería un año sin Mundial, tanto que hasta los más escépticos ya estaban practicando portugués “por si las moscas”. No importa si es el América, hoy todos gritaron los goles mexicanos.

Del rival no se puede hablar mucho, por respeto, por lo que quieran. Si Miguel Herrera mantiene el puesto, debe reforzar a su cuadro, los competidores del Olimpo no darán tantas ventajas.

Falta menos de un año para que el “Tri” consume su 15 participación en el torneo de los cánones, en el cual no ha viajado en 1934, 1938, 1974, 1982 y 1990, este último por el famoso tema de los “cachirules”.  La alfombra verde del territorio carioca será desgastada por los nuestros, pero festejemos con mesura, es un repechaje.

¡Que viva el fútbol y que ruede el Cafusa!

También te podría gustar...