Un “bonito” Brooklyn

Por Arturo Brum

brooklyn Cambiar nunca es fácil, y más si lo que cambias es el lugar donde vives; dejar todo atrás y llegar a una nueva casa, otras costumbres, conocer personas con diferentes acentos. Ahí es cuando la nostalgia te invade y descubres dónde es tu hogar. De eso se trata la cinta Brooklyn (nominada al Oscar a Mejor Película).

Eilis (interpretada atinadamente por Saoirse Ronan) es una joven irlandesa que, debido a la falta de oportunidades, se ve en la necesidad de salir de su pueblo y su país y despedirse de su madre, su hermana y sus amigas para viajar hacia los Estados Unidos, a New York, en específico a Brooklyn, donde gracias a la ayuda de un sacerdote católico la espera un trabajo, un nuevo hogar y una escuela de contaduría.

De esa forma y ambientada en los años cincuenta, vemos como sufre su viaje en barco, su comportamiento reservado hacia la chicas con las que comparte la pensión para mujeres donde vive, su nerviosismo en su trabajo, atiende el mostrador en una tienda de lujo. Al contrario la vemos un poco alegre cuando asiste a sus clases.

Todo cambia cuando conoce a Tony (Emory Cohen) un joven plomero italiano, del que se enamora y gracias al amor ella cambia. Se vuelve sociable, alegre, feliz. Sin embargo, una tragedia en su país natal la obligará a regresar y cuestionarse dónde es su verdadero hogar.

Dirigida por John Crowley la cinta se queda en la anécdota en lo superficial, ya que nos presenta un Brooklyn bonito, donde una chica irlandesa migrante en los Estados Unidos vive una historia de cuento de hadas: llega a un lugar mejor en el que un príncipe azul la está esperando, al final el sueño americano se cumplió y no hay mejor lugar para vivir que los Estados Unidos. Si ese era el Brooklyn de los cincuenta los migrantes europeos que llegaron en esa época vivieron muy bien (sarcasmo).

Destaca la estética y la ambientación de la película, así como la actuación de Saoirse, ya que nos presenta a una joven al principio nerviosa e insegura para convertirse al final en una chica elegante y siempre a la moda.

Una bonita película si te gustan los cuentos de hadas bien producidos y con muy buenas imágenes.

También te podría gustar...