Vuela alto con “Eddie The Eagle”

web-eddie-the-eagle-movie-20th-century-fox Conmovedora y auténtica, es la cinta, Volando alto, basada en la historia real del ex atleta olímpico, Eddie Edwards, mejor conocido como “The Eagle”, quien durante los Juegos Olímpicos de Invierno de Calgary 1988, cobró notoriedad por su carisma, tornándose en un ídolo mediático, más que deportivo. Sin embargo, su entrañable aventura es semejante al producto fílmico dirigido por Dexter Fletcher, es decir, una auténtica odisea de vida.

Interpretado por el joven, Taron Egerton, Eddie The Eagle, emprende un difícil camino para convertirse en atleta olímpico, representando al Reino Unido. Además, diversas presiones de las autoridades deportivas británicas obstaculizarán su anhelo, hasta que conoce a Bronson Peary, encarnado por Hugh Jackman, un ex saltador de esquí, quien muy a su pesar se convertirá en entrenador de Eddie para clasificar a la justa invernal.

La química entre Egerton y Jackman se torna en garantía de entretenimiento para el público, a través de una trama clásica, la del perdedor que se esfuerza al máximo por lograr su sueño, sin importar el que dirán.

Destaca sobremanera la dirección de la película, que parece ser ensamblada con toda la intención de semejar un filme ochentero, desde el ritmo de la edición, el optimismo constante, la comedia ligera, un score rockerón y canciones como Jump de Van Halen, sin mencionar los peinados, los atuendos, las cámaras fotográficas y hasta artículos graciosos como un par de saleros con las efigies de la fallecida Princesa Diana y del Príncipe Carlos.

Volando alto es sin duda una pieza excelente y jubilosa, digna de tornarse en una de las mejores cintas sobre temas deportivos, que deja en el espectador una sonrisa y un dejo de nostalgia.

También te podría gustar...