Salva la Navidad con Prinsel

En las grandes metrópolis se vive en prisa constante, y es así como sin darnos cuenta se termina el año y comenzamos a vivir el estrés de los regalos de Navidad. Los duendes de Santa Claus trabajan a marchas forzadas y los Reyes Magos se desvelan por satisfacer todas las cartas que reciben por globo.

Sin embargo, ¿te has detenido a pensar de qué le sirve a los niños recibir un juguete? Además de la felicidad de abrir ese regalo, ¿qué otros beneficios provoca en ellos? Elegir regalos para los más chiquitos de casa es un tema serio y Prinsel lo sabe, ya que jugar es una actividad que permite a los menores reforzar varios de sus aspectos psicológicos.

El juego permite que un niño pueda descubrirse a sí mismo, al conocer cómo su cuerpo y sus ideas pueden interactuar con el mundo exterior, es así como reciben y guardan información que incide en su desarrollo psicomotriz e incluso intelectual.

Te puede interesar:   Artistry Studio se inspira en el rojo de Shanghái con su nueva colección de maquillaje

Todos pensamos que el momento del juego se basa en la diversión, pero en el caso de los niños, esta actividad cumple una función similar a la de soñar, ya que permite que los chiquitos se relacionen con sus deseos inconscientes.

Dependiendo la edad, los peques necesitan diferentes estímulos, pero es verdad que en los primeros años, la experiencia corporal juega un papel esencial para el desarrollo del sentido de sí mismo, de vivir su cuerpo y generar confianza para moverse con él, de ahí que los triciclos, montables, vehículos eléctricos o carritos de paseo sean una excelente opción.

En este etapa se tiene otra gran ventaja: los mejores compañeros de juego de los nenes son sus padres, lo que permite jugar para enseñar valores, formas de actuación, reforzar vínculos y poner en práctica valores como la tolerancia, el respeto, la imaginación y hasta la resolución de problemas.

Te puede interesar:   Ken celebra su 60° Aniversario

A través de objetos que simulan situaciones similares a las del mundo que los rodea, como pueden ser los vehículos, los niños representan situaciones de la vida cotidiana y por imitación aprenden comportamientos o modelos de conducta, asimilan el actuar de sus padres, de otros adultos, e incluso de otros niños; además de que toman un rol y crecen sus habilidades sociales y emocionales.

Jugar con los peques no es perder el tiempo, sino fomentar la relación e interacción con ellos para ayudarlos a aumentar su seguridad y control emocional. Quienes más juegan con sus hijos, multiplican los momentos felices.

Elegir el regalo de los más chiquitos es una tarea que debe hacerse con conciencia. Conoce la colección más reciente de montables, push cars, autos y motocicletas eléctricas que Prinsel tiene para facilitar la elección en esta Navidad que ya está por llegar.

Aquí te dejamos varias opciones:

1684 Vehículo para niños Montable Push Car Mini Cooper BlancoPush Car
Ideal para los pequeños que ya pueden ir fuera de la carriola para dar un paseo. Incluye todas las comodidades para protegerlos del movimiento y el clima.

Te puede interesar:   Convierte "Ritornello" letras en música

• Push Car Adventure
• Push Car Mini Cooper
• Push Car Audi

 

 

 

giro_ro_v2_15 copyTriciclos
Cuando los peques reconocen su cuerpo y su capacidad motora, son capaces de moverse por sí mismos en un vehículo. El apoyo ideal son los triciclos.
• Giro
• Champion Hello Kitty

 

 

 

 

1256 Vehículo para niños Moto Electrica Bmw 1200 Roja 6VAutos y Motocicletas Eléctricas
Los favoritos y más pedidos por los niños que ya son capaces de manipular un auto de motor por sí mismos, o a través de un control remoto manejado por los padres. Incluye una velocidad adecuada para y amenidades como plus mp3, luces, radio FM, puertas abatibles y más.

• Auto BMW X5
• Auto BMW i8
• Moto BMW 1200
• Moto Mini Quad
• Auto Jaguar

 

mini_quad_batman copy 1235 Vehículo para niños  Electrico Bmw I8 Blanco 6V

También te podría gustar...