El abuso de antibióticos y su estrecha relación con las alergias

Medicamentos antibióticosEl uso indiscriminado de antibióticos aumenta de una a dos veces el riesgo de desarrollar alergias como rinitis, asma bronquial o dermatitis atópica, debido a que esos medicamentos destruyen las bacterias que protegen el organismo, informó el especialista en alergias e inmunología clínica de la Unidad Médico Quirúrgica Juárez Centro, Raúl Dorbeker Azcona.

En entrevista, el doctor refirió que estos microorganismos que se encuentran en la flora intestinal, la piel y la mucosa nasal, nos defienden de otros gérmenes, incluidos los factores ambientales.

La falta de estas bacterias, explicó, facilita el paso de alérgenos (sustancia que puede inducir una reacción de hipersensibilidad) al organismo y desencadena una respuesta negativa que puede manifestarse como rinitis o alergia alimentaria.

Te puede interesar:   Hoy es Día Mundial del Síndrome de Asperger, conoce sus características

El especialista recomendó a la población evitar la automedicación o el suministro de medicinas y acudir con el médico general o directamente con un alergólogo.

Dorbeker Azcona informó que los infantes son el grupo más vulnerable ante patologías de esta índole, porque el suministro excesivo de antibióticos evita que su sistema inmunológico madure, al quitarles la flora bacteriana normal que apenas está en crecimiento.

Para tratar este problema se aplica la inmunoterapia, la cual disminuye de manera notable los síntomas. Incluso en el caso de menores se ha comprobado que previene el desarrollo de asma.

En México, se estima que entre cuatro y ocho por ciento de la población padece asma. De ellos, cerca de 40 por ciento es consecuencia de rinitis alérgica sin tratamiento.

Te puede interesar:   Conoce a Sanki, empresa global enfocada en la nutrición celular

El asma es una enfermedad crónica caracterizada por la inflamación y estrechamiento de las paredes internas de las vías respiratorias que origina la disminución del flujo de aire que entra y sale de los pulmones, Esto, provoca dificultad recurrente para respirar y sibilancias (silbidos) que varían de una persona a otra en severidad y frecuencia.

También te podría gustar...