Únete al “Enemigo de todos”

enemigo-de-todos-estreno-resena-4 Una gran contendiente a los Premios Óscar de este año es Enemigo de todos, cinta dirigida por David Mackenzie, bajo el guión de Taylor Sheridan, reconocido por el texto de Sicario (2015), y con las actuaciones de Jeff Bridges, nominado al hombrecillo dorado como Mejor Actor de Reparto, Ben Foster, Chris Pine y Gil Birmingham, que refresca el western, modernizándolo, convirtiendo al desierto en un personaje más de esta historia.

Así, Tanner y Toby Howard (Foster y Pine, respectivamente), son dos hermanos que tratarán de hurtar el mayor número de bancos posible para evitar que una institución hipotecaria se quede con sus tierras en la zona más candente de Texas, a su caza van los oficiales, Marcus Hamilton (Bridges) y Alberto Parker (Birmingham), cuya relación es por demás jocosa, gracias a los chistes malintencionados que se hacen entre los dos, que aligeran el drama en el que poco a poco se convierte este filme.

Las relaciones de confianza y hermandad entre cada pareja de protagonistas es un tema constante, reflexivo y poderoso, convirtiendo en enemigo a la descapitalización, generada por los bancos para su beneficio, con tal de exprimir el máximo jugo, o arena, del desierto, obligando a la gente a vivir en condiciones pésimas.

A la usanza de un par de egoístas Robin Hood, el dúo fraternal buscará su propia redención, en pos de hacer el bien a su familia directa, la cual, por cierto, los desprecia, sin embargo, ellos, con todos sus defectos de white trash, tratarán de recobrar su suelo.

De pronto, la cinta cae en situaciones demasiado “americanas”, dificultando la empatía con la situación y con los personajes, pero el soberbio duelo de actuaciones devuelve el contexto al público, sobre todo, de cara al final, en el que un trágico evento terminará por definir quién es quién en esta mezcla de western y road movie.

También te podría gustar...