Conoce a “La Chica”

La Chica - baja A un lado del océano, está América Latina, tierra intensa y llena de magia; al otro lado está Paris, Belleville. Tierra multicultural, urbana y moderna. “La Chica” reúne estos dos mundos por medio de música, la cual rompe los códigos establecidos y propone una mezcla de texturas sonoras sacadas de su herencia latina tradicional y de varias influencias modernas.

La cantautora franco-venezolana “La Chica” lanza al mercado su álbum debut “Oasis”, que tiene como primer corte promocional el tema que lleva el mismo nombre.

“Oasis” cuenta ya con un video disponible en Youtube, el cual, nace de la voluntad de mostrar cómo sería percibir en imágenes todas las emociones y pensamientos que te pasan por la mente cuando estás frente a alguien: “Utilicé códigos artísticos que me gustan como el collage, el street art, referencias al Dadaísmo, Jean-Michel Basquiat y Frida Kahlo”.

La dirección corrió a cargo del estudio francés “Temple Caché” (Equipo reconocido en Cannes  y que ha ganado premios en festivales internacionales) quienes consiguieron realizar un video que “logra traducir en imágenes todo lo que tengo en mente y sublimar la emoción auditiva”, asegura la artista.

Sobre la grabación de los temas que conforman este EP, “La Chica” explica que todo comenzó en su habitación, con los teclados, sampleando ruidos y objetos del cuarto para componer las rítmicas. “Me gusta el principio del collage en mi música, la idea de reunir elementos que supuestamente no tienen nada que hacer juntos y crear algo nuevo a partir de eso, de lo imprevisto, ya que del accidente a veces nace algo magnífico”. PORTADA BAJA

Más adelante trabajó en un estudio de grabación con Julien Sabourin (ingeniero de sonido), con el fin de organizar todo lo creado en un solo ambiente, su amigo Romain Joutard tocó baterías, bajos y guitarras en algunas de las melodías que integran la producción, mientras que Elise Blanchard tocó el bajo en la canción “El Rezo”.

“La Chica”  ha creado su universo alrededor del piano y los teclados, mezclando con habilidad sus inspiraciones clásicas, su amor a Debussy, con la profundidad de las capas de los sintetizadores analógicos. Sin máscaras, ella transmite una emoción en bruto, entre pensamientos abstractos e introspección poética.

También te podría gustar...