“La Navidad de la Madres Rebeldes”, buen reparto de comedia

Por Arturo Brum Zarco

59d7f1e77fdc6daf9f7e6a9fe Regresan Mila Kunis, Kristen Bell y Kathryn Hahn con sus papeles que hicieron el año pasado, unas madres que buscan salir de su cotidianidad. La Navidad de la Madres Rebeldes parece la misma cinta que su antecesora, sólo que ahora entran al reparto, Christine Baranski, Susan Sarandon y Cheryl Hines.

La película La Navidad de la Madres Rebeldes carece de muchas cosas, sobre todo de originalidad, pero una de sus fortalezas es su reparto; actrices que dominan la comedia y eso se ve en pantalla y en la buena química que lograron.

El filme es la continuación de El club de la madres rebeles (2016), una película donde tres madres se unen para salir de su convencional vida. En esta segunda parte veremos lo mismo, pero con más personajes, las mamás de las madres.

Siguiendo el mismo estilo de la primera parte, es decir, una cinta un tanto irreverente y buscando el humor negro, es protagonizada por Mila Kunis, experta en la comedia desde muy joven por su papel en la serie That´ 70 show; Kristen Bell, quien ha mostrado sus mejores papeles en películas cómicas; y Kathryn Hahn, casi siempre con papeles secundarios en series y cintas de comedia.

A ese trio, que dominan el género, se unen tres personajes más; Christine Baranski (quien hace el papel de la madre de Kunis), quien con su estoica e inconfundible cara muestra sus tablas para hacer reír; Susan Sarandon (madre de Hahn), la actriz más destacada de toda la cinta; y Cheryl Hines (madre de Bell), quien también en papeles secundarios ha mostrado que la risa es lo suyo,sobre todo destaca su trabajo en la serie Curb Your Enthusiasm.

Estas seis actrices muestran en pantalla una buena química en los chistes y en el ritmo de las bromas, gracias a su talento. No obstante, la película no les exige mucho, ya que es predecible.

En La Navidad de la Madres Rebeldes, dirigida por Jon Lucas y Scott Moore, ahora las madres se enfrentarán a lo convencional que es la Navidad (en la primera parte el enemigo eran las costumbres de la escuela donde estudiaban sus hijos); ahora tendrán que pelear contra sus madres y su rutinaria celebración navideña.

La cinta cumple en ser entretenida, porque utiliza recursos narrativos que a las comedias actuales en Estados Unidos les ha funcionado: la irreverencia y escenas de fiesta y alcohol. Quizá tenga éxito en taquilla como la primera y entonces veamos el próximo año una tercera parte, ahora con las abuelas.

También te podría gustar...