Un lugar en silencio, deberás ahogar tus gritos

A QUIET PLACEAl despertar la mayoría tiene la incertidumbre de lo que nos deparará el día, bostezamos y nuestros oídos se llenan de las oleadas de sonidos que hay en el mundo, pero y si un día al abrir los ojos tienes la certeza de que no debes hacer el menor ruido porque tu vida depende de ello. Esa es la primicia de la película “Un lugar en silencio” protagonizada por la bella Emily Blunt y John Krasinki que además es el director.

Situada en un ambiente apocalíptico, los pocos habitantes deben enfrentar su cotidianeidad sin hacer el menor ruido, viven rodeados de criaturas que perciben el mínimo sonido y son implacables depredadores y aparentemente indestructibles. Aunque el filme nunca explica su procedencia, muestra detalles de cómo poco a poco fueron acabando con la humanidad.

Con los mínimos diálogos, la estructura de la película lleva de la mano al espectador que ve como el dolor y la ira debe ser ahogada a cada momento, el suspenso tiene una buena estructura pero lamentablemente también tiene marcados sus pasos que hace predecible la solución a cada toma, por lo que pierde un poco el interés de lo que pueda suceder.

A pesar del sufrimiento y la pérdida, la familia conformada por Emily Blunt (Evelyn), John Krasinki (Lee), tienen 3 hijos pequeños y uno más que viene en camino, aún tiene esperanzas de salir adelante aún con las limitantes y el constante temor por su vidas, aquí esa relación está perfectamente conjugada y hace partícipe al público que se siente impotente ante el dolor de la familia que no puede explotar en llanto y gritos.

Aunque este filme no trascenderá como otros del género que se han convertido en culto, es un placer ver de nueva cuenta a Emily Blunt, que además de su belleza, plasma una verdadera angustia por lo que está sucediendo y cautivará con el rictus de dolor que debe suprimir para salvar a su familia.

 

También te podría gustar...