Steve Martin y Martin Short, su comedia imperecedera

steve-martin-martin-short Quizá las nuevas generaciones no los conozcan, o en el mejor de los casos, en alguna sesión televisiva con sus padres, miraron la película, El padre de la novia (Charles Shyer, 1991), con la actuación estelar de un sujeto canoso y narigón de nombre, Steve Martin, dando vida a George Banks, el progenitor atribulado de esta comedia, quien busca cualquier error del pretendiente de su hija para impedir el inminente matrimonio. Conforme la trama avanza, emerge un antipático organizador de casamientos, Franck Eggelhoffer, encarnado por Martin Short, cuya estatura pequeña y tremenda delgadez parecen ir en contra de este torbellino perfeccionista que se entromete en los asuntos familiares de los Banks. Juntos, Martin y Short llevaron a buen puerto este remake, así como la secuela, El padre es abuelo (1995).

Si ni idea tienes de quién es este par puedes ver los filmes mencionados, o bien, otras producciones, incluido el especial de Netflix, Steve Martin and Martin Short: An Evening You Will Forget for the Rest of Your Life, en el que a pesar de su veteranía, 73 y 68 años de edad, respectivamente, exhiben todas sus cualidades histriónicas, en una especie de conversación entre ambos, realizada en vivo ante el público del Peace Center de Greenville.

Te puede interesar:   Reviéntate con el punk en español

Durante la presentación de aproximadamente 75 minutos de duración, Short deslumbra por la facilidad con que sigue generando acciones físicas para hacer reír a la audiencia, además de recordar sus mejores imitaciones, en especial, la de la fallecida actriz, Katharine Hepburn, con la que conquistó a los espectadores en su estancia en el programa, Saturday Night Live (SNL), durante los ochenta. Martin recurre a su baja estatura para exagerar sus movimientos, semejando a un duendecillo travieso, a veces rabo-verde, a veces con amaneramientos, que hacen exquisito su estilo de comedia.

Por su parte, Steve Martin, el canoso más reconocido de Hollywood, potencializa en este especial su comedia dicharachera, al tiempo que toca su querido banjo, profiriendo burlas a Martin Short, un estupendo patiño que impulsa la grandeza de Martin. Gracias a su alto coeficiente intelectual, Steve no sólo se ha dedicado a actuar, también, ha escrito libros, obras de teatro y es un connotado músico, aunque el público lo reconoce principalmente por sus primeros papeles en SNL, como el Rey Tut o el extraño personaje de la flecha en la cabeza, a los que hace un homenaje en esta velada.

Te puede interesar:   Taika Waititi dirigirá una nueva película de Star Wars

Chistes sobre el Hollywood de antaño y el de hoy, bromas pesadas en torno al gabinete de Donald Trump y una ácida crítica a la sociedad norteamericana son temas idóneos para que este dúo dinámico provoque diversas carcajadas y una añoranza en torno a la falta de comediantes de este nivel, dotados de una gran clase y un estilo directo para, con pocos recursos, gestar un largo sketch de buen ritmo.

Si le echas un ojo a Steve Martin and Martin Short: An Evening You Will Forget for the Rest of Your Life y te quedas con ganas de ver más de ellos en conjunto, la cinta, Los tres amigos (John Landis, 1986), es la muestra clara de su explosivo talento.

Te puede interesar:   Hello Seahorse! se saca un 10

También te podría gustar...